HOCKEY. CAMPEONATO DE EUROPA

Severa derrota de la selección masculina, que se queda sin margen

21.08.2017 | 08:37
La selección holandesa goleó ampliamente a la española en el primer duelo masculino del Europeo.

En su debut en el Campeonato de Europa de hockey, la selección española masculina siguió el camino de la femenina. Los pupilos de Fred Soyez encajaron una severa derrota por 7 goles a 1 en el Wagener Stadion de Amstelveen (Amsterdam). Antes del inicio del choque se guardó un respetuoso minuto de silencio en recuerdo a las víctimas de los atentados terroristas de Barcelona y Cambrills. Los holandeses, espoleados por una grada repleta, firmó un fuerte arranque de partido. Impusieron su juego desde el inicio y comenzaron a llegar las ocasiones a favor de los "oranje". Pero al igual que en la pasada semifinal de la Liga Mundial, la figura del guardameta del Club Egara Quico Cortés comenzó a agrandarse parada tras parada. Evitó el terrassense una victoria escandalosa de la selección en su debut. España encajó 7 golers en 26 minutos.

El portero se convirtió en el gran responsable de que al segundo período se llegara con el resultado inicial. Aún lo sería más, cuando en la primera jugada, volvió a intervenir con enorme acierto. España, a través de la búsqueda más elaborada desde la defensa, pudo enfriar el ímpetu holandés. Sin embargo, la fuerte presión holandesa propiciaba recuperaciones peligrosas. En una de ellas, una acción por la banda derecha del ataque finalizaba en la señalización de un riguroso penalti-córner y una tarjeta amarilla contra los españoles. El lanzamiento de Van Ass acabó, en el minuto 26, en el gol que rompía la igualada inicial.

Con uno menos y el primer tanto en contra, España se vio superada por el equipo de Max Caldas. Como un calco de la acción anterior se volvía a pitar un penalti riguroso y una nueva amarilla dejaba a los españoles con dos hombres menos. Una circunstancia que, poco después, no perdonaron los holandeses para hacer el segundo tanto en el minuto 27. Con esta doble ventaja se superaba un descanso que en apenas unos segundos vería el tercero (minuto 30). La brecha se había hecho muy grande y aún sería mayor un minuto después, cuando Mirco Pruijser hacía el cuarto. Los españoles consiguieron parar la sangría a base de pases más rápidos y precisos. De una buena salida desde la defensa, la bola llegaba a Diego Arana, que combinaba de primera con el egarense Pau Quemada. El disparo del punta del Egara lo mandó el vasco en línea de gol en el minuto 38.

La reacción, sin embargo, resultó efímera, ya que como un calco del comienzo del tiempo anterior, los meerlandeses batían al portero español en el minuto 47 situando un ya escandaloso 5 a 1 en el luminoso. Posteriormente, dos tantos más de Bob de Voogd en los minutos 52 y 55 finiquitaron un difícil encuentro para los de Fred Soyez. España está ahora obligada a ganar los dos partidos que restan de esta primera fase para meterse en semifinales. Mañana lunes a las 12.30 del mediiodía se medirá a Austria y el miércoles a la complicada selección belga, que batió por 4 a 1 a los austríacos en el otro partido del gruopo en esta primera jornada de la competición masculina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook