HOCKEY. CAMPEONATO DE EUROPA

La selección femenina dio la cara pese a perder 3-1 en su debut ante Holanda

19.08.2017 | 10:15
Acción del duelo inaugural del viernes entre España y Holanda.

La selección española femenina cayó por 3 goles a 1 en el Wagener Stadion de Amstelveen (Amsterdam) ante la seklección anfitriona y primera potencia mundial, Holanda, en el debut del Campeonato de Europa femenino. El duelo vivió unos prolegómenos muy emotivos, ya que los 9.000 asistentes guardaron un respetuoso minuto de silencio por las víctimas de los atentados terroristas acaecidos el jueves en Barcelona y Cambrills. En lo deportivo el partido empezó algo plano. Pero en una internada de Bea Pérez hasta línea de fondo llegaba un pase que la egarense Berta Bonastre estrellaba sobre la guardameta local. Las de Adrian Lock estaban muy bien posicionadas e impedían que su rival pudiera generar su juego habitual. Sólo una acción sobre la bocina pudo haber roto la igualdad. No fue así y con el resultado inicial se iniciaba el segundo cuarto. Tiempo que empezó con las de Alyson Annan queriendo más. Pero la figura de la portera Mari Ángeles Ruíz comenzó a agrandarse con dos intervenciones de enorme mérito. Ya no pudo hacer lo mismo con la tercera, un penalti-córner desviado a gol por por Lidewij Welten que abrió el marcador para las "oranje" en el minuto 25. El gol dio confianza a las locales, que con una grada entregada apoyando a sus jugadoras, firmaron el 2-0 al filo del descanso.

El paso por vestuarios pareció dar un respiro a España. Con un punto mayor de agresividad comenzó a recuperar bolas en la medular. Pudo recortar diferencias por medio de Maria Tost, pero fue casi con el sonido final de la bocina del tercer período cuando, rodeada de rivales, Begoña García ponía el stick para batir a Anne Veenendaal y firmar el 2-1 en el minuto 45.

Con quince minutos por jugar, el empate parecía plausible. Apareció entonces una lluvia que se fue intensificando. España pareció adaptarse mejor a esta nueva circunstancia. Sin embargo, en una jugada esporádica, Frederique Matla establecería en el minuto 49 un 3-1 que resultaría ya definitivo. La lluvia se convirtió en una tormenta acompañada de aparato eléctrico. Ante tan peligroso panorama, las colegiadas optaron por suspender el encuentro. Fueron 40 minutos de parón. Ya reanudado el juego, Holanda aprovechó su ventaja hasta dejar morir este duelo inaugural y anotarse los tres primeros puntos de la competición femenina. Este domingo a las once de la mañana, España no debería tener problemas para batir a la débil selección de la República Checa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook