Waterpolo. Campeonato del Mundo masculino

Derrota por la mínima, pese a dar la cara, contra una rocosa Grecia

19.07.2017 | 04:21

La selección española masculina no pudo iniciar su periplo en el Campeonato del Mundo de Budapest de forma positiva y, aunque no se rindió en ningún momento, acabó cediendo por un ajustado 8 a 7 frente a una Grecia que se mostró en todo momento como un conjunto muy combativo y complicado de superar. El único representante del waterpolo local, Álvaro Granados, jugador que pertenece al Club Natació Terrassa, estuvo en el equipo titular ordenado por el seleccionador David Martín, y anotó el primer gol del encuentro.

El 1 a 0 fue un espejismo ya que el equipo heleno reaccionó de inmediato y, con un parcial de 0 a 2, logró adelantarse en el luminoso. Antes de la finalización del primer cuarto, Grecia marcó el tercer tanto de su cuenta. En el segundo período, la igualdad fue la norma y se llegó al descanso con un resultado de 3 a 5 para los griegos.

En el tercer cuarto, la intensidad del juego ya no fue la misma y los dos equipo únicamente lograron batir al portero contrario en una ocasión, con lo que la renta de los griegos se mantenía.

En el definitivo cuarto, el panorama cambió a mejor pero España, pese a ganar por un parcial de 3 a 2, no pudo evitar la derrota. Munárriz, además, lanzó al travesaño en la última acción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook