Instalaciones

Plan para mejorar y modernizar las instalaciones de la zona de Can Jofresa

27.05.2017 | 09:46
La superficie de la pista de atletismo de Can Jofresa se encuentra en un estado más que deficiente.

El Ayuntamiento de Terrassa ejecutará obras por un valor superior a 1,7 millones de euros en la zona deportiva de Can Jofresa con el fin de resolver importantes déficits que se producen en las instalaciones de dicho equipamiento. La actuación se abordará a lo largo de este año y de 2018 y afectará a las pistas de atletismo, el pabellón polideportivo y el aparcamiento.

Tres de las citadas actuaciones ya están en marcha o bien tienen la asignación económica necesaria para abordarlas. La primera tiene como foco de actuación la pista de atletismo, donde está previsto llevar a cabo una notable inversión con el fin de adecuarla a las exigencias federativas para que sea una instalación homologada, circunstancia que no se produce ahora y que impide que se realicen competiciones oficiales en la citada pista. En este sentido, se han iniciado los trabajos de sustitución de la hierba del espacio central y el cambio en el sistema de riego. Los trabajos tienen un coste de 35.000 euros y deben permitir una mejora sustancial en una superficie natural que estaba en muy mal estado. Ese terreno de juego es utilizado tanto para lanzamientos de atletismo como para la actividad del club de rugby Carboners, que desarrolla su actividad en esta instalación.

Antes de que concluya 2017 también se ejecutarán los trabajos de pavimentación asfáltica del aparcamiento del recinto deportivo. El mismo siempre ha sido de tierra, con los inconvenientes derivados tanto en días de lluvia como en el deterioro que se produce regularmente en el terreno. Esa obra ya tiene una dotación económica en los presupuestos de 2017 por valor de 200.000 euros. Una vez esté finalizado el proyecto técnico, se ejecutarán los trabajos para que estén listos antes de que concluya el año.

Un proyecto de mayor envergadura será el referido al cubrimiento de la pista polideportiva adyacente al pabellón. Se contempla una inversión de 800.000 euros ya prevista para incluir en los presupuestos municipales de 2018. Con ello se ganará un segundo espacio cubierto para el desarrollo de las actividades deportivas y se esponjará la utilización del pabellón de Can Jofresa, que tiene una alta ocupación. La pista se dotaría de una estructura sólida de obra y compartiría las dependencias de vestuarios ya existentes en el pabellón principal.

Pista no homologada
Si estos proyectos tienen ya la dotación correspondiente, otras dos actuaciones de envergadura aún están pendientes de disponer de las partidas necesarias que bien podrían proceder del superávit presupuestario municipal de 2016 o bien serían incluidas en los presupuestos de 2018. La de mayor volumen económico sería la referida a la sustitución de la superficie de la pista de atletismo, cuyo período de vida se ha sobrepasado con creces y presenta un deterioro más que apreciable. Instalar una nueva superficie que, además, permita homologar la pista de Can Jofresa tendrá un coste de 400.000 euros. El calendario de actuación en este sentido contempla su ejecución en verano de 2018.

Actualmente la pista de Can Jofresa no está homologada por la Federación Española y, por tanto, no puede acoger competiciones oficiales. "A excepción de algunas actuaciones en la recta de 100 metros, desde 1989 no se ha hecho ninguna intervención", señala el presidente de la UA Terrassa, Santi Ferrer. "La mayoría de pistas de atletismo se renuevan entre 12 y 18 años. La nuestra está en muy malas condiciones y eso afecta tanto al trabajo de nuestros atletas como en el aumento de las lesiones."

Las deficiencias se observan visualmente en el desgaste de la pista, pero también el deterioro es notable en las zonas de lanzamiento, en la cuerda de la pista o en los fosos de salto. "La pista no está homologada ahora, pero hace tiempo que no podemos acoger competiciones porque no se dan las condiciones", apunta Santi Ferrer.

Desde el club se destaca la buena sintonía en los últimos tiempos con el Ayuntamiento para encontrar soluciones a la problemática y se señala que el recinto, en conjunto, ha envejecido y no ofrece comodidades a los usuarios.

Jonathan Fuentes, vicepresidente de la UA Terrassa, incide en esta dirección. "Las condiciones de los vestuarios no son las mejores, las gradas tienen problemas de impermeabilización, no tenemos un gimnasio en las mejores condiciones y la torre de cronometraje no funciona. La instalación ha envejecido."

La última actuación proyectada en la zona de Can Jofresa hace referencia a la sustitución de la cubierta del pabellón, una actuación imprescindible para resolver el problema de goteras. El coste de esta obra alcanzará los 260.000 euros y se ejecutaría en verano del próximo año con el fin de no interrumpir la actividad deportiva que se desarrolla en este equipamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook