HOCKEY. CAMPEONATO DEL MUNDO SUB-21 FEMENINO

Los "shoot outs" dejan a España fuera del podio del Mundial

05.12.2016 | 11:06
Los "shoot outs" dejan a España fuera del podio del Mundial

La selección española sub-21 femenina no consiguió derrotar a Australia en la final de consolación del campeonato del Mundo de la categoría que finalizó el domingo en Santiago de Chile. Tras empatar a uno ante Australia, las chicas que prepara Adrian Lock cayeron por 1 a 3 en la tanda de "shoot outs" y tuvieron que conformarse con la cuarta posición. En la gran final, Australia se proclamó campeona del Mundo tras derrotar por 4 goles a 2 a Holanda.
Las españolas no jugaron un mal partido por el bronce. Begoña García y la egarense Marta Segú conseguían descolocar a la defensa australiana en los primeros minutos. De una de esas acciones llegaría la jugada que puso en ventaja a España. Corría el minuto 6 cuando un penalti-córner lanzado por Flor Amundson significó el 1-0. Se había hecho lo más difícil y una Australia por debajo en el marcador intentó estirar líneas. Tuvo su primera aproximación peligrosa, que una gran Ana Calvo, despejaba de su área con certeza. Fue la última acción con peligro por parte oceánica, ya que España durmió el partido a base de circular la bola con mucho sentido. Pero Australia dio un paso adelante, subiendo líneas y presionando muy arriba. En un contragolpe, Begoña García estuvo a punto de ampliar la renta. No fue así y a renglón seguido Laura Gray estableció en el minuto 28 el 1-1 definitivo con un disparo a la escuadra.
Tras el paso por vestuarios, ambos equipos retornaron a las hostilidades. Golpeó primero Australia y respondió España. Sin embargo, las defensas podían con los ataques. Las "aussies" iban ganando metros gracias a un mejor tono físico, pero la zaga española, encabezada por la guardameta Ana Calvo, continuaban con las grandes prestaciones vistas durante el torneo. Un penalti-córner a menos de treinta segundos para la conclusión, mal ejecutado por las españolas, pudo darles el bronce. Pero no hubo ya más goles y el tiempo reglamentario se cerró con el empate a uno.
La medalla la decidirían los "shoot outs". La tanda puso a las australianas con dos goles de ventaja. Begoña García recortaría la diferencia, y una parada de Ana Calvo daba la posibilidad del empate. Pero no tuvo España el acierto necesario para lograrlo, mientras el rival no falló y se llevó la tercera plaza. Fue el final a la aventura chilena de unas jugadoras que han hecho historia y han demostrado ser un combinado con un enorme presente y futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook