Quico Cortès, jugador de la selección española de hockey

"El primer partido es el complicado"

23.07.2016 | 04:21
El guardameta del Club Egara, Quico Cortès, ha superado las 200 internacionalidades.
El guardameta del Club Egara, Quico Cortès, ha superado las 200 internacionalidades.

Una de las claves que pueden conducir a una medalla, entre otras, es la de contar con un buen portero. Es el caso del combinado español masculino, que tiene en sus filas a uno de los mejores guardametas del mundo de los últimos diez años. Quico Cortès, acostumbrado a la presión, nunca pierde esa calma tan necesaria para decidir en milésimas de segundo hacia donde dirigirse para atajar una bola con hambre de gol. Curtido en más de mil contiendas, es una de las voces de la experiencia del equipo que dirige el técnico francés Frédéric Soyez.

Río supondrá su tercera participación en unos Juegos Olímpicos. ¿Le ilusionan más que los dos anteriores o las sensaciones son parecidas a las de entonces?
Son diferentes. Me hace mucha ilusión, la verdad, como en las dos anteriores. Nos encontramos con un nuevo reto, una nueva competición y con un equipo diferente respecto a las dos anteriores, como es lógico, porque hace ocho años respecto a mis primeros Juegos Olímpicos. Todo esto te despierta nuevas cosas y lo afronto con muchas ganas.

Usted ya ha trabajado con otros seleccionadores con anterioridad. ¿Qué diferencias hay con el actual, Frédéric Soyez?
Cada seleccionador tiene su forma de trabajar y en este sentido, todos son diferentes, no hay dos entrenadores iguales, lo mismo que no hay dos personas iguales. Todo es parecido pero todo es diferente. No es que los entrenadores aporten cosas diferentes, si no que aportan lo suyo.

¿Qué consejos daría a los compañeros que vivirán su primera experiencia olímpica?
Nada en concreto, que disfruten del momento. Cuando quieres dedicarte a un deporte como es el hockey de elite, luchas por ello, para estar en unos Juegos Olímpicos. Les diría que disfruten pero que, sobretodo, estén por la competición, que es lo que cuenta. Por mucha Villa Olímpica que haya, por muchos deportistas que vean, por muy grande que sea todo, lo que cuenta es la competición y lo que recordarás es si has competido a tu máximo nivel y si has disfrutado sobre el terreno de juego.

¿Unos Juegos son superiores a otros torneos, ya sean a nivel de selección como a nivel de club?
Sí, creo que es donde todo jugador de hockey quiere estar. Así pienso yo, al menos.

¿Guarda algún recuerdo especial de su participación en Pekín 2008 o en Londres 2012?
Los primeros me hacían mucha ilusión. Conseguía ser olímpico, que es un objetivo para la mayoría de jugadores de hockey. Además conseguimos una medalla y es un recuerdo imborrable, la felicidad a la vez que la amargura de haber conseguido una medalla de plata. Son dos sensaciones que se te mezclan en el momento en que estás recogiendo una medalla de plata y es lo que me queda de mi debut olímpico, por así decirlo. De los de Londres, me quedo con que lo tuvimos muy cerca y que competimos a un muy alto nivel. Sufrimos dos lesiones importantísimas dentro del equipo, y perdimos a Pol Amat y Santi Freixa, dos jugadores entre los mejores que ha tenido este país, y a nivel anímico fue muy duro, pero el equipo supo sobreponerse a esto. Por desgracia, nos quedamos a un gol de las semifinales. De esto, aprendimos mucho , y que siempre que tengas a once jugadores sobre el campo, siempre tienes posibilidades.

Los rankings, las listas o las puntuaciones, en este tipo de competición, ¿influyen o no sirven para nada y en un partido puede pasar de todo?
El ranking es el que es y no nos podemos esconder. Ahora estamos en la undécima posición, y hay equipos por encima nuestro pero se ha de competir y el objetivo es claro, clasificarnos para cuartos de final, y a partir de ahí, pelear partido a partido.

El tipo de competición cambia en Río, con la aparición de unos cuartos de final. ¿Personalmente, le gusta más este sistema?
Sí, el sistema ha cambiado y ahora pasan cuatro equipos de cada grupo. Pero, cuanto más atrás estemos en la clasificación en el grupo, tendremos unos cuartos más difíciles, a priori. Un patinazo es peligroso y te arriesgas a quedar fuera de los cuatro primeros.

¿Su lista de favoritos?
Ahora mismo, la clara dominadora del hockey internacional es Australia. Alemania siempre es muy competitiva y con un hockey muy efectivo. Holanda está muy en forma, Argentina está luchando mucho€ Y también tenemos a Gran Bretaña, que hace años que está jugando a un gran nivel, Bélgica también está subiendo€. Todas las selecciones se han preparado a consciencia para esta cita olímpica, incluidos nosotros. Se tendrá que jugar y a ver qué pasa.

Para empezar, Brasil. ¿Hubiera preferido otro adversario con más caché?
Es igual porque, en definitiva, has de jugar contra todos los rivales de tu grupo. Es cierto que el primer partido es el complicado, el que te hace entrar en el torneo, y se ha de ganar, sí o sí. Tienes que ganar el primer partido para comenzar bien el torneo en el grupo y has de salir a por la victoria, sea cual sea el rival al que te enfrentes.

¿Hablar de medalla está prohibido o es el sueño secreto de todos los jugadores?
Es un sueño y es lo que quieres cuando te presentas a una cita olímpica. Si no, no iríamos. Pero no hablaría de medalla, hablaría de cuartos de final y, a partir de aquí, ir partido a partido. Hay que llegar a cuartos de final como objetivo claro porque si no llegas, no tienes premio.

La selección conforma un buen compendio entre veteranos y jóvenes.
Esto pasa siempre. Las generaciones van pasando y el equipo se va renovando. Los jugadores que ahora somos los veteranos, antes éramos los jóvenes de la selección y los que ahora son jóvenes, después serán los veteranos. Esto es lo más normal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas