Festa Major de Terrassa 2016

El arte de ganar de un perdedor

06.07.2016 | 04:21
Gabriel Turmo, a la derecha, y Carles Caballero.
Gabriel Turmo, a la derecha, y Carles Caballero.

Qué lejos quedan aquellos años en los que las confrontaciones de Festa Major entre Consistorio y medios de comunicación eran eso, un enfrentamiento deportivo entre concejales y periodistas que normalmente acababan decantándose en favor de estos últimos. Un detalle de significado menor en una jornada festiva que acercaba a ambos colectivos. Tanta persistencia en la derrota fue empujando a los representantes municipales a introducir en sus formaciones a todo tipo de refuerzos con el fin de paliar, en lo posible, el desequilibrio. Que si empleados de la administración, que si familiares, que si amigos... Al final, la procedencia de los componentes de sus equipos es tan diversa que nada tiene que ver con una representación municipal. La prensa, eso sí, sigue fiel a los principios fundacionales de este tipo de partidos.

Este año, el colectivo municipal formó dos equipos (fútbol y básquet) donde lo que menos había era representantes del arco político local. Y ganaron, en las dos disciplinas, aunque con ello únicamente engordaron el ego personal de quien suplanta la esencia de estos partidos bajo el lema de "el ayuntamiento somos todos", un slogan que encubre hasta qué punto lo único que interesa es el resultado.

Ante tan fraudulenta realidad, los asesores jurídicos del colectivo periodístico están valorando la posibilidad de presentar un recurso al TAS (máximo órgano de disciplina deportiva a nivel mundial) con el fin de acabar con ese vacío legal que permite escenarios tan poco convencionales como el vivido en esta doble confrontación. ¿El resultado? Es subjetivo hablar del mismo. Si se cuenta de forma tradicional, ganó el Ayuntamiento. Si sólo se cuentan goles o puntos de periodistas y concejales, el triunfo de la prensa es inapelable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook