Hockey. División de Honor masculina

Un derbi local con mucho por decidir 

23.04.2016 | 04:22
Eduard Arbós, a la izquierda, pugnando por una bola con Santi Morera en un derbi.
Eduard Arbós, a la izquierda, pugnando por una bola con Santi Morera en un derbi.

A falta de 36 días para cerrar el telón de la competición liguera, los dos equipos egarenses de la División de Honor masculina se enfrentarán mañana a las 12.45 del mediodía en el Pla del Bon Aire en el derbi de la penúltima jornada de la fase regular. Un derbi no precisa nunca de excesivos alicientes clasificatorios, ya que la propia rivalidad existente entre ambos contendientes lo convierte siempre en un duelo atractivo, vibrante y apasionante. En esta ocasión, sin embargo, Egara y Atlètic afrontan un choque en el que hay mucho por decidir.

Para empezar, el Club Egara necesita refrendar el liderato que consiguió en la pasada jornada tras derrotar en casa al RC Polo, vigente campeón. Ganar mañana garantizaría casi definitivamente a los de los de Patricio Keenan ser campeones de la Liga regular, ya que en la última jornada visitan al colista, un Pozuelo que sólo ha ganado un partido. Y acabar primero tiene premio: una plaza para la próxima edición de la Euro Hockey League.

Dinámicas opuestas
Pero el Atlètic, que viene de perder consecutivamente ante Polo y Júnior, se juega también muchísimo en el envite de mañana. Los de Roger Pallarols necesitan los tres puntos para mantenerse en la tercera posición. Les separan dos puntos de un Club de Campo al que recibirán en Can Salas en la última jornada y tres del Júnior, que visita mañana a los madrileños. Excepto un empate, cualquier resultado de ese partido dejaría al Atlètic cuarto si pierde en el Pla del Bon Aire. La lucha por definir las posiciones de cara al "play off" de cuartos de final añade, por lo tanto, emoción a un derbi que en la primera vuelta se resolvió con una victoria por 1 a 2 del Club Egara en el Josep Marquès.

Ambos equipos parten de dinámicas opuestas. El Club Egara es líder y le saca doce puntos al Atlètic (43 por 31). Los de Kenan, además, acumulan una extraordinaria racha de doce victorias consecutivas en la Liga. "Saldremos a defender el primer puesto para obtener la plaza para la EHL, pero sabemos que un derbi es siempre un partido diferente, de gran rivalidad, en que poco importa como lleguen a él cada uno de los contendientes", apuntó ayer Keenan, que tiene la duda de Nani Mengíbar, que no entrenó anoche por fiebre. "Quizás ellos se jueguen más que nosotros, aunque los dos nos jugamos mucho. Creo que se verá un partido táctico al principio, pero los dos queremos ganar y eso hará que el juego se abra y se acabe volviendo un partido de ida y vuelta", vaticinó el preparador argentino.

Para Pallarols es una final
Roger Pallarols, técnico del Atlètic, afronta el primer partido desde que se oficializó que no seguirá la próxima temporada en el banquillo de Can Salas, como una final. "Todos los partidos que nos quedan, tanto de Liga como de EHL lo serán. Y el derbi es el primero de todos ellos. El Egara se encuentra ante una excelente oportunidad de conservar la primera plaza y jugará un partido a vida o muerte", asegura Pallarols, que ha dejado fuera de la lista al portero Pol García-Cascón y a los delanteros Lluís Fernández, Quim Malgosa y Arnau de Bruijn.

Para Pallarols, el derbi tiene siempre unas connotaciones especiales. "Somos los dos clubs que más mérito tiene lo que estamos haciendo. Jugamos sólo con jugadores de la casa y cuidamos la cantera. Para mí ese es el hockey más genuino, el que más me gusta. Un Egara - Atlètic es siempre una gran fiesta del hockey. Cada uno buscará la victoria con sus armas", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas