Atletismo

La Runneada batirá este año su número de participantes

25.12.2015 | 04:22
El sentido lúdico de la prueba prevalece en esta cita que cierra el año.
El sentido lúdico de la prueba prevalece en esta cita que cierra el año.

Acabar el año corriendo por las calles del centro de la ciudad se ha convertido ya en una tradición también en Terrassa. La Runneada es una prueba de marcado carácter lúdico promovida por el Nenazas Running Club y la Associació de Veins de Poble Nou-Zona Esportiva que este año cumple su séptima edición. Se disputa el día 31 de diciembre por la tarde, sumándose a la tradición de las San Silvestres que tienen lugar en muchos rincones del planeta.
Esta cita deportiva ha ido creciendo de forma paulatina. Lo que empezó como una iniciativa de un grupo de amigos ha ido ganando volumen y este año tomarán parte seiscientas personas, que es el límite de inscritos que ha fijado la organización. En todo caso, el número de participantes superará esa cifra con aquellos que corren sin dorsal.

"La propuesta tiene por objetivo pasarlo bien corriendo", señala Emilio Sánchez, del Nenazas Running Club. "Hacerlo por el centro de la ciudad es un aliciente en el último día del año. No hay competición y el ritmo siempre lo marca el último participante. Es una carrera en la que puede participar cualquier persona. Gracias a la colaboración del Ayuntamiento podemos llevar a cabo una prueba de estas características."

Las inscripciones se pueden realizar en diferentes puntos colaboradores: California Sports, Kñera Esports, Run Paradís, MC7 Esports, Koen Fitness y Restaurant El Traguet. También las personas de fuera de la ciudad pueden hacerlo en la siguiente dirección electrónica: nenazasrunningclub@gmail.com. La inscripción es gratuita y este año se obsequia una bolsa deportiva. Además, en la llegada de ofrece un aperitivo para todos los participantes.

La salida está fijada a las seis de la tarde en la plaza de Can Roca. Los participantes iniciarán un recorrido de seis kilómetros por distintos puntos del centro de la ciudad para regresar al lugar de inicio, donde se lleva a cabo el final de fiesta. Una de las paradas es frente al Ayuntamiento de Terrassa, donde se lleva a cabo una fotografía de grupo. A lo largo del recorrido, se establecen varias paradas para mantener la unidad del grupo.

Esta convocatoria nació de la inquietud de un grupo de atletas del Nenazas Running Club, un grupo atlético formado hace doce años que acostumbraba a tomar parte en alguna carrera de las que se organizan el 31 de diciembre. Pero no satisfechos con el sentido competitivo de las mismas y su coste económico, decidieron poner en marcha una idea distinta, donde el carácter festivo y la gratuidad fuesen elementos indiscutibles. Las cuatro primeras ediciones se desarrollaron de forma "clandestina", para tomar un formato más convencional debido a su imparable crecimiento de participantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook