Carreras de montaña

La Pujada a La Mola reunirá a 450 participantes

24.12.2015 | 04:24
La salida de la prueba se dará mañana a las diez de la mañana en Can Robert, a 644 metros de altura.
La salida de la prueba se dará mañana a las diez de la mañana en Can Robert, a 644 metros de altura.

La actividad deportiva suele paralizarse durante la Navidad, pero las fiestas tienen sus ineludibles citas deportivas. Una de ellas es la tradicional Pujada a La Mola, que organiza desde hace más de tres décadas el Club Muntanyenc de Terrassa el día de Navidad. Se desarrollará mañana por los caminos del Parc Natural de Sant Llorenç del Munt la trigesimocuarta edición de una prueba cuyo récord posee desde hace varias ediciones el egarense Lluís Capdevila con un tiempo de 17 minutos.

La carrera, que contará con unos 450 participantes, arrancará a las diez de la mañana desde la zona de Can Robert. Los atletas cubrirán los 3,250 kilómetros de recorrido, con un exigente desnivel de 460 metros con el propósito de intentar superar la marca de Capdevila. Uno de los favoritos es el atleta egarense Just Sociats, que se ha adjudicado varias de las últimas ediciones. Las inscripciones pueden formalizarse justo antes de la salida.

Can Robert se encuentra a 644 metros de altura y el Monestir de Sant Llorenç, en la cima de La Mola, a 1.104. La prueba, donde prima más el espíritu montañero que el puramente competitivo, viene desarrollándose de forma ininterrumpida desde 1984 y se ha convertido ya en todo un referente entre los montañeros de Terrassa y sus aledaños.

Josep Triadó, presidente del Club Muntanyenc de Terrassa, es el "alma mater" de una prueba que vive desde sus inicios. "Es un evento muy especial para nosotros. En sus inicios, la prueba era competitiva, pero con el paso del tiempo dejó de serlo. Eso no impide que haya un ganador y se controle el tiempo de cada participante. Para la mayoría, sin embargo, lo más importante es pasar una buena matinal en la montaña", explica Triadó.

A los organizadores de la prueba les tocará, como cada año, madrugar, ya que sobre las ocho de la mañana llegarán a Can Robert para comenzar a preparar todo el recorrido que deberá conducir a los corredores hasta la cima de La Mola. "En los últimos años utilizábamos caminos más angostos y estrechos, pero los responsables del Parc Natural nos recomendaron que la prueba transcurriera por senderos amplios y así lo hacemos", apunta el presidente del Club Muntanyenc.

Coca y cava
A las diez de la mañana se dará el pistoletazo de salida a la prueba y veinte minutos más tarde el ganador habrá llegado ya a lo más alto de La Mola. Poco a poco, los participantes irán descendiendo de nuevo hasta Can Robert, donde el mismo panadero de cada año tendrá preparados 40 kilos de coca "de forner", que se degustará junto a una copa de cava que servirá para celebrar la Navidad y brindar por un próspero año nuevo.

Como es habitual, cada uno de los participantes recibirá un obsequio. Este año será una toalla. Se realizará también el tradicional sorteo de material deportivo entre los corredores de la prueba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook