El presidente hizo un balance positivo

19.12.2015 | 04:23

Jaume Álvarez, presidente del CN Terrassa, afrontó su última asamblea como máximo responsable de la entidad. Se despidió asumiendo poco protagonismo y dejando el peso del discurso económico en manos de su tesorero. En su discurso de apertura, Álvarez señaló que haber presidido el CN Terrassa "ha sido un honor", recordó las dificultades económicas vividas y destacó la puesta en marcha durante ese año del nuevo aparcamiento. El presidente se refirió al proceso electoral que está en marcha. "Convocamos elecciones con la voluntad que el club ganase estabilidad y surgiesen proyectos en positivo y de futuro que contibuyesen a mejorar la entidad", recordó. "Es estimulante comprobar como el CN Terrassa es una entidad viva, como demuestra que personas de distintos ámbitos estén trabajando para vertebrar una propuesta para gestionarla." Álvarez animó a los socios a participar en el proceso electoral y a votar el día 9 de enero. "La candidatura que se proclame ganadora contará con toda nuestra colaboración y apoyo para continuar con la gestión del club", señaló. Álvarez también hizo un repaso a la temporada desde el punto de vista estrictamente deportivo. "Hay que definir la temporada como espléndida", dijo para recordar los éxitos que se han obtenido en las diferentes secciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook