Atletismo

Jaume Leiva: "Me merecía este premio"

12.11.2015 | 04:23
Jaume Leiva explotó de alegría tras cruzar la meta de la Behobia - San Sebastián en la segunda posición. Era el premio a muchos esfuerzos.
Jaume Leiva explotó de alegría tras cruzar la meta de la Behobia - San Sebastián en la segunda posición. Era el premio a muchos esfuerzos.

El atleta terrassense Jaume Leiva ha vuelto a protagonizar un ejemplo de superación sólo al alcance de deportistas muy señalados. El domingo regresó a la competición de primer nivel después de 29 meses de ausencia a causa de distintas lesiones que han marcado la última etapa de su carrera deportiva. Lo hizo en el marco de la Behobia - San Sebastián, una de las pruebas más destacadas del calendario español y en la que se había proclamado ganador en 2012. Pese al lastre que significa un trayecto como el que ha recorrido en los dos últimos años, Leiva acabó segundo firmando un episodio épico que ya ocupa un lugar preminente en su historia como atleta. Únicamente Carles Castillejo estuvo por delante de él. "El momento de cruzar la línea de meta fue muy emocionante", recuerda. "Te viene a la mente todo lo que has pasado en estos meses,. Y además has conseguido estar con los mejores en una carrera tan importante. Pienso que merecía este premio."
La lesión le sobrevino en un momento especialmente inoportuno. Tras obtener el título español de media maratón en 2012 y la medalla de bronce en 2013, estaba instalado en la elite del fondo nacional. Pero un problema en la cadera le condujo al quirófano e inició una verdadera pesadilla con recaídas y lesiones paralelas que le sumergieron en un túnel casi sin salida.

Fortaleza mental
"Nunca pensé en tirar la toalla pese a los obstáculos", explica. Leiva se acuerda de quienes han estado a su lado en este proceso: familia, entrenador, empresas patrocinadoras y amigos. Comparte felicidad con quienes compartió los peores momentos. "Cuando entras en la meta y te quedas allí diez segundos pensando todo lo que has hecho es cuando te aparece toda esa gente", señala. "En este proceso no me he rendido nunca. Pero sí tenía muchas dudas de si volvería a correr a este nivel. Es una etapa dura y necesitaba demostrarme que vale la pena luchar." Leiva explica que acudió a la carrera sin nervios, seguro porque ahora su estado físico sí era adecuado. No esperaba correr tanto ahora y se conformaba con estar por delante de alguno de los seis atletas que acreditaban mejor marca que él. "Estar allí ya era un premio", explica. Pero su espíritu competitivo no se conformaba con eso, sobre todo tras un proceso que puso a prueba su resistencia psicológica. "Mi mejor virtud es que soy muy luchador, muy positivo. Y este domingo me demostré que mentalmente estoy más fuerte que nunca. Sufrí mucho, porque fue una carrera muy dura por el calor, la exigencia del circuito y el nivel de atletas, y lo más fácil cuando se escapó Castillejo hubiese sido quedarme con el grupo que luchaba por el podio. Pero decidí marcharme y jugármela. Tuve dudas e incluso miedo entre el kilómetro 14 o 15, pero mentalmente luché y me sorprendió estar a este nivel psicológico."

Próximos retos
El 23 de enero acudirá al Campeonato de España de media maratón en Santa Pola. Y un mes después acudirá a la maratón de Sevilla, que también es Campeonato de España, y donde estarán en juego las últimas plazas olímpicas en esa distancia. "Me queda mucho para llegar al nivel de 2012 y 2013", explica. Apela al trabajo y al sacrificio para continuar evolucionando. Porque el sueño de estar en Río de Janeiro lo mantiene vivo. "Siempre se puede soñar. Y ahora más porque vuelvo a sentirme atleta. Sé que es muy difícil, porque sólo hay dos plazas en juego y bajar de 2h.13' no lo he hecho cuando mejor estaba. Me quedan tres meses por delante y sé que hay atletas que son mejores que yo. Pero he dado también un golpe encima de la mesa y cuando nadie contaba conmigo para Sevilla he dicho que aquí estoy. Soy el primero que debe creérselo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas