Básquet

Jaume Arnau, del Terrassa FC a presidir el Bàsquet Manresa

12.09.2015 | 04:22
Jaume Arnau, a la derecha, en su presentación como presidente.
Jaume Arnau, a la derecha, en su presentación como presidente.

El ex presidente del Terrassa FC Jaume Arnau, ha asumido esta semana la presidencia del Bàsquet Manresa, equipo que milita en la Liga ACB. Arnau inicia de este modo una nueva etapa directiva en el club más emblemático de su ciudad, un histórico del básquet español que intenta superar una realidad económica incómoda. El nuevo presidente sucede en el cargo a Josep Vives. Arnau tiene 47 años y desde su salida del Terrassa en 2007 se dedicaba a la gestión deportiva.

En su toma de posesión, el nuevo presidente del Básquet Manresa pidió la implicación de la ciudad para dar viabilidad al club. "Es un honor inesperado ser presidente del Bàsquet Manresa. Trabajaré al máximo para hacerlo lo mejor posible."

En referencia a la situación económica del club, mencionó su etapa al frente del Terrassa donde tuvo que poner en marcha un proceso concursal. "Si llegase el caso, no debe darnos miedo ir a un concurso de acreedores, que sirve para readministrar la deuda."

Etapa egarense
Jaume Arnau Capitán fue presidente del Terrassa FC por espacio de un año y medio. Licenciado en Educación Física y entrenador titulado de fútbol, se incorporó al club egarense en el año 2000 como preparador físico del primer equipo con Miguel Álvarez. Desarrolló dicho papel por espacio de tres años y medio, viviendo el ascenso a Segunda División. Posteriormente asumió la dirección del centro deportivo Terrassasports, promovido por el Terrassa FC, y tras el descenso de Segunda División "A" fue nombrado director general del club. El 30 de mayo de 2006 asumió la presidencia ejecutiva tras la dimisión de Guillermo Cabello y dejó el cargo a finales de 2007. Fichó a Tito Vilanova como director deportivo, organizó el centenario, promovió la fusión con el Jabac y puso en marcha el concurso de acreedores. Cuando Cabello vendió sus acciones, dejó su responsabilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook