Deporte escolar

Los valores deportivos puntuarán en la competición

09.09.2015 | 04:21
Un partido de básquet de los Juegos Escolares de Terrassa en el curso pasado.
Un partido de básquet de los Juegos Escolares de Terrassa en el curso pasado.

El Consell Esportiu del Vallès Occidental Terrassa promueve este año la campaña "En Volem 5!", un proyecto que recoge un nuevo modelo de deporte escolar en el que el fomento de los valores, tanto deportivos como educativos, cobra la misma importancia que el resultado de un partido. El objetivo de los niños y niñas no será únicamente ganar los partidos, sino que también deberán ganar en valores. Aparte de los puntos que los equipos conseguirán de la competición, se añadirán los puntos conseguidos en valores, que tendrán el mismo valor que la competición en sí. La propuesta que se pone en marcha surge del trabajo consensuado por todos los técnicos de los diferentes municipios del ámbito del Consell, representantes de escuelas y otros agentes vinculados al Consell Esportiu. Nace después de estudiar diferentes modelos que ya se están aplicando en algunos territorios catalanes. La propuesta está adecuada a las nuevas directrices propuestas por el Consell Català de l'Esport y de la Unió de Consells Esportius de Catalunya.

"En Volem 5!", el nombre de la campaña, hace referencia al "give me 5" o "chócala", una acción de deportividad y compañerismo. La idea es que los deportistas deberán no sólo ganar el partido, sino intentar mantener los cinco puntos relacionados con los valores y la deportividad que se sumarán a los del resultado puramente deportivo. Todos los equipos iniciarán los partidos con esos cinco puntos y el propósito será no restarlos.

Estos puntos en valores, serán el resultado de las valoraciones de los diferentes agentes implicados en el juego. Las figuras de los entrenadores, tutores de grada (público) y tutores de juego (árbitros) serán quienes valorarán aspectos como: la actitud pedagógica de los entrenadores, el respeto de los equipos a los tutores de juego y sus decisiones, la puntualidad del equipo o la deportividad de los equipos y del público. Todos los agentes evaluadores contarán con unas fichas que al final del partido entregarán al tutor de juego. Esas fichas recogerán la valoración de una serie de elementos que permitirán mantener o restar los puntos en valores.

Además de los cinco puntos que se deben conservar, los equipos pueden ganar un punto extra si el entrenador no hace jugar a ningún jugador o jugadora más de tres partes, o si ha recibido una tarjeta verde por una conducta especial de deportividad.

El mismo valor
Para obtener la clasificación global, se sumarán los puntos conseguidos en la clasificación por competición y la clasificación por valores. El máximo de puntos que un equipo puede sumar por victoria es de tres, que serán los mismos que podrá obtener en la clasificación por valores. De este modo, se da la misma importancia a las dos clasificaciones.

Este nuevo modelo se implantará hasta la categoría infantil, deportistas de primero y segundo de ESO. En las categorías superiores se irán introduciendo de forma progresiva. En este primer año, en las categorías cadete y juvenil se elaborarán dos clasificaciones paralelas.

Dada la importancia de la aplicación del modelo en el sistema competitivo escolar, al final del curso se efectuará una evaluación por parte de todos los agentes implicados en el proyecto con el fin de aportar propuestas para mejorar el sistema de cara a cursos posteriores.

El Consell Esportiu entiende que ésta es una apuesta con grandes expectativas que persigue difundir la filosofía de la entidad, siempre ligada más a la educación en valores a través del deporte, que al hecho meramente competitivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook