El Can Parellada se ha reforzado

29.07.2015 | 04:20

El Can Parellada, ascendido a Segunda Catalana, experimentará también varias novedades en relación a la temporada pasada. Carlos Cazorla, que seguirá entrenando al equipo, trabaja ya en la primera parte de una pretemporada que tendrá su continuación a partir del lunes 17 de agosto. Son ocho las bajas que se han producido en relación a la plantilla que conquistó el ascenso. Se trata de Jordi Barbé (Juan XXIII), Jordi Plaza (Canyelles), Cristian Romero, Aitor, Cuco, Juanjo, Ibra y Lucho. Este último debe someterse a una operación de pubis.

Por el momento se han confirmado ya tres incorporaciones. Se trata de Ángel Gil, David Escario y Carlos Sánchez. Dos de ellos tienen relación con el San Lorenzo. Gil comenzó la temporada pasada en el Castellar, aunque terminó recalando en el San Lorenzo. El punta Carlos Sánchez era uno de los habituales de Marc Cabestany en el conjunto de Sant Llorenç, mientras que Escario es un lateral izquierdo de 23 años que llega procedente del Juventud 25 de Septiembre.

Cazorla tiene a prueba a dos centrales. Se trata de Alejandro Gómez, que jugaba la temporada pasada en la extinta Peña San Pedro, y de Cristian, procedente del Juventud 25 de Septiembre. Es probable que uno de ellos se integre en la plantilla. Del juvenil subirán los delanteros Diego y Gómez. Al técnico le falta cubrir la posición de extremo para dar por cerrada una plantilla que contará con 20 o 21 futbolistas. Tras completar esta semana de entrenamientos, el grupo volverá a reunirse el día 17 de agosto. El primer amistoso del Can Parellada llegará el domingo 23 en casa ante el Olímpic Can Fatjó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook