Fútbol. Tercera división

Lavado de cara para el estadio

25.07.2015 | 04:20
Los escrementos de las palomas se acumulan en algunas zonas de la tribuna principal.
Los escrementos de las palomas se acumulan en algunas zonas de la tribuna principal.

El Ayuntamiento de Terrassa llevará a cabo una actuación para mejorar el estado de las instalaciones del Camp Olímpic, cuyo deterioro en algunas zonas es evidente a ojos de cualquiera. Durante el mes de agosto se realizarán trabajos de mejora a cargo de empleados municipales y procedentes de un plan de ocupación. "Vamos a hacer un plan específico para que la temporada pueda empezar en las mejores condiciones", manifestó el alcalde, Jordi Ballart, en el transcurso de la visita que efectuó al estadio el pasado martes con motivo de la entrega simbólica de las llaves de la instalación a los nuevos dirigentes del Terrassa FC. Ballart aseguró que el Ayuntamiento seguirá asumiendo los consumos (unos 180.000 euros anuales). "Hemos visto que el estadio está en malas condiciones en algunas zonas, por lo que hay que mejorarlo."
La tribuna es una de las zonas más afectadas dado que en algunas áreas los escrementos de las palomas que anidan en la cubierta se acumulan provocando un verdadero problema de salubridad. El mal estado de los banquillos, la falta de mantenimiento de la pintura en zonas como el pasillo de acceso del vestuario al terreno de juego, o la suciedad que se acumula en distintas zonas del complejo obligan a un urgente lavado de cara de una instalación emblemática que ha ido perdiendo calidad en los últimos tiempos.

Buena sintonía
La nueva directiva deberá asumir parte del mantenimiento del estadio, pero actualmente urge una actuación inmediata que permita iniciar la nueva etapa en las mejores condiciones posibles. El apoyo municipal mostrado por el propio alcalde al proyecto de Jordi Cuesta se plasmará en esa primera actuación. Pero la sintonía entre las dos partes es más que evidente. Ballart espera que el nuevo proyecto se plasme también en un apoyo ciudadano que se refleje en las gradas del Camp Olímpic. "Es una pena que venga tan poca gente en una ciudad de 215.000 habitantes. No nos podemos permitir ese lujo. Hay que hacer un esfuerzo entre todos para que la gente se vuelque con el club y se acerque al estadio."

El concejal de Deportes, Alfredo Vega, también ha mostrado su apoyo público al equipo dirigido por Jordi Cuesta. "Entiendo que era la alternativa más sólida de las que existían para dirigir el club", ha señalado al respecto. "Ha habido muchas opciones legitimas y respetables. En un momento se temió por la desaparición del club y al final salió un grupo que se hizo cargo de la deuda con los jugadores y empleados, un punto que era esencial. Hubiese sido triste empezar un proyecto dejando esa deuda." Ese punto ha sido uno de los que ha llevado al Ayuntamiento a no imponer un cánon económoci por la utilización del estadio al nuevo proyecto.

Nombre propio: Carles Güell. El joven centrocampista se incorpora el lunes a los entrenamientos del primer equipo del Terrassa. Ha estado dos años cedido al Igualada y tiene opciones de quedarse en la plantilla a las órdenes de David Pirri.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas