Aquí nadie cobra

24.05.2019 | 04:00

El inicio de la campaña de micromecenazgo de Rauxa ha coincidido con la cancelación del festival de poesía Elixir, y la polémica entre su directora (Rosa Boladeras) y el Ayuntamiento por su presupuesto. Cris López y Empar Sáez lamentan la desaparición de Elixir, "en el que habíamos disfrutado", y además creen que se complementaba bien con Rauxa. "Elixir apostaba más por la poesía oral y los espectáculos poéticos, muy cuidados. En Rauxa hay recitales pero también conferencias y presentaciones de libros. Nuestras características son muy diferentes". Capitulo aparte es la polémica sobre la economía de Elixir. Boladeras cobró diez mil euros por dirigirlo en 2018, "y nosotros nunca nos hemos planteado cobrar. No vivimos de esto, cada uno tiene su profesión. Organizamos Rauxa porque nos gusta la poesía. La moderación en el presupuesto es un factor importante".