Hallan en Cataluña una pieza de arte paleolítico de más de 12.500 años

11.03.2019 | 17:25

Investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) han hallado una pieza de arte paleolítico de más de 12.500 años de antigüedad, que consideran "excepcional" ya que la escena que contiene sólo es comparable a otras dos piezas en toda Europa y es fundamental para estudiar el paleolítico en Cataluña.
La pieza se ha encontrado en el yacimiento del Hort de la Boquera, en Margalef de Montsant (Tarragona), y es una piedra calcárea de unos 30 centímetros de longitud en la que se distinguen dos figuras humanas y dos aves que, según los investigadores, representan una escena de cacería y maternidad.
La investigadora de la UB, Inés Domingo, ha explicado que esta temática es única ya que combina la cacería y la maternidad: "las aves llaman la atención de los humanos que las persiguen e imitan, pero también está el ave con su cría huyendo de ellos".
La investigación, publicada en la versión digital de la revista L'Anthropologie, ha sido llevada a cabo por investigadores miembros del Seminario de Estudios y Investigaciones Prehistóricas (SERP en sus siglas en catalán) de la UB que han afirmado que es singular "por su rareza y por su excelente conservación".
Este hallazgo es novedoso en tanto que no es habitual encontrar representadas aves, que en este caso los investigadores han identificado como grúas, que juntamente con las figuras humanas parecen narrar una escena, en vez de simplemente emular una figura individual.
Las únicas pinturas rupestres en Europa con humanos y pájaros son las del yacimiento de Lascaux (Francia) y las del yacimiento de Gönnersdorf (Alemania).
Además, en Cataluña hay escasas muestras de arte paleolítico pero este descubrimiento apunta a que el territorio catalán también formaba parte de los corrientes artísticas mediterráneas en la época superior del paleolítico.
Los investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han creado una representación en tres dimensiones de la pieza por dos motivos, según Domingo, porque "va mejor para la difusión y para desarrollar el estudio, ya que se ven detalles que no se aprecian a simple vista".
No obstante, en cuanto al significado de la pieza, los científicos sólo pueden formular conjeturas ya que, como ha dicho el investigador de la UB, Josep Maria Fullola, "todas las imágenes tienen significado en relación a una convención social".
"Nosotros entramos a una iglesia y reconocemos que un niño con unas alas es un ángel porque es nuestra cultura, una persona de otro lugar del mundo no lo sabría y lo mismo ocurre con esta pieza, no podemos saber qué significa a menos que tuviéramos algún contacto con aquella sociedad", ha continuado Fullola.
Sin embargo, Domingo ha puntualizado que, a pesar de desconocer el significado para los habitantes de la prehistoria, "lo que sí sabemos es que las aves no solo fueron valoradas como presas de caza sino que también tuvieron un valor simbólico".
La pieza fue descubierta en el año 2011 pero no se ha publicado hasta el momento ya que era necesario excavar toda la zona para poder contextualizarla, ha explicado la directora de la excavación Pilar Garcia Argüelles, que ha especificado que, cada año, sólo pueden excavar "alrededor de 10 o 15 centímetros".
El codirector de la investigación, Jordi Nadal, fue quien encontró la pieza y ha afirmado que, desde el primer momento, fue consciente "de la importancia y de le excepcionalidad de la pieza, son cosas que pasan pocas veces en la vida, ver una figura que ha pasado 12.500 años enterrada y olvidada"
Los miembros del SERP llevan excavando la zona del valle de Montsant desde 1979 y han encontrado en ella numerosos conjuntos de herramientas y habitaciones, pero, además, cerca de la zona se encontró el único gravado paleolítico en cueva de Cataluña.