El Parlament tramita una ley para reducir el malgasto alimentario

28.02.2019 | 11:44

El Parlament ha dado este jueves luz verde a tramitar una proposición de ley presentada por el grupo PSC-Units para reducir el malgasto de alimentos, implicando para ello a la administración y a todos los agentes de la cadena alimentaria. El pleno de la cámara catalana ha debatido esta iniciativa, que ahora seguirá su tramitación parlamentaria en ponencia y comisión, ya que ningún grupo ha presentado una enmienda a la totalidad.

El texto de la proposición de ley del PSC-Units plantea la creación de un plan catalán de lucha contra el malgasto alimentario, así como planes estratégicos para los sectores implicados. En este sentido, se propone obligar a los restaurantes que faciliten a los clientes que puedan llevarse la comida que no hayan consumido, prohibir a los establecimientos comerciales de más de 400 metros cuadrados que tiren alimentos que hayan superado la fecha de consumo preferente y que los concursos públicos de servicios que gestionan alimentos tengan cláusulas contra el malgasto. Asimismo, entre otras cosas, propone infracciones y sanciones de hasta 50 mil euros y prevé, además, incentivos fiscales por la donación de alimentos a entidades sociales.

Durante el debate parlamentario, el diputado del PSC Raúl Moreno ha explicado que, según la Comisión Europea, España ocupa el séptimo lugar en cuanto a malgasto de alimentos. En Catalunya, en concreto, ha proseguido el diputado, cada catalán malgasta 35 kilos de comida al año, y son las familias las que más malgastan, por encima de los restaurantes. Por ello, Moreno ha explicado que uno de los objetivos de la ley es también el promover un cambio de comportamiento en la sociedad catalana para poner en valor los alimentos.

El diputado ha señalado que algunos países como Francia, Gran Bretaña o Italia ya disponen de una normativa en esta materia, y ha resaltado que Catalunya puede ser pionera en España con la aprobación de esta ley que propone su grupo, una ley que debe ser un "objetivo de país", ha defendido.