El presidente del Parlamento de Catalunya, Roger Torrent, atiende a los medios a su salida de la prisión de Soto del Real este lunes.

Torrent denuncia una persecución enfermiza a los presos por las prendas de color amarillo

05.02.2019 | 11:56

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha denunciado que los presos por el referéndum del 1 de octubre sufren una "persecución ideológica enfermiza" y ha acusado a Instituciones Penitenciarias de haber requisado en la cárcel de Soto del Real todo tipo de prendas y objetos de color amarillo.

Torrent acudió ayer a la prisión de Soto del Real, a donde fueron trasladados la semana pasada el exvicepresidente catalán, Oriol Junqueras, los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn y Raül Romeva, así como el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y diputado de JxCat Jordi Sànchez y el líder de Òmnium Jordi Cuixart, a la espera del juicio por promover y organizar el referéndum del 1 de octubre de 2017.

Tras la visita, que duró más de una hora, aseguró, en declaraciones a los medios, que están "sometidos" a "una persecución ideológica y obsesión" que es "absurda e indigna" porque se les "limitan y prohíben" enseres personales como prendas de vestir amarillas, fotos de familiares con lazos del mismo color, algún objeto decorativo e incluso una edición de la revista El Jueves.

"Hasta este nivel enfermizo de obsesión llega la voluntad de censurar una idea política", expresó Torrent, y afirmó que se les ha requisado "con el argumento de que son símbolos partidistas e ideológicos".

Asimismo, según el presidente del Parlament, los presos por el "procès" se encuentran recluidos en "unas condiciones extremas de frío" ya que "no funciona", dijo, la calefacción en los módulos, una situación que también afecta al resto de los reclusos de la cárcel de Soto del Real, agregó.

Por su parte, fuentes de Instituciones Penitenciarias han aclarado a EFE que los encausados "han traído muchísima ropa", incluidas sábanas y toallas que el propio centro puede suministrar, y que se les ha permitido "meter una parte acorde a la capacidad de la celda".

"Según vayan demandando, sacarán unas prendas y se meterán otras", han precisado.

Además, han negado que las condiciones climatológicas sean las especificadas por Torrent ya que todos los módulos cuentan con calefacción.

Preguntado por el apoyo de ERC a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), el presidente del Parlament pidió ayer al Gobierno que lleve a cabo "movimientos antirrepresivos" en la línea de "sacar el conflicto político de los juzgados" y "no hacer lo mismo" que hizo el PP en la legislatura anterior.

Además, enfatizó en que se ha urgido a "una mesa de diálogo" con el Ejecutivo en la cual "se pueda hablar de todo, incluso del derecho de autodeterminación".