En las carreteras secundarias habrá que ir a un máximo de 90 kilómetros por hora

En las carreteras secundarias habrá que ir a un máximo de 90 kilómetros por hora

27.12.2018 | 19:14

El director de la Dirección General de Tráfico (DGT), Pere Navarro, confía en que los accidentes en las vías secundarias españolas se reduzcan un 10 % tras la implementación de la limitación de la velocidad máxima en estas vías a 90 kilómetros por hora.
El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar mañana el Real Decreto que modifica el artículo 48 del Reglamento General de Circulación, que rebajará el límite de velocidad máxima de 100 a 90 kilómetros por hora para motocicletas y turismos en las vías secundarias que no dispongan de ningún tipo de separación entre los carriles de sentidos opuestos.
En declaraciones a los periodistas en Barcelona, Navarro ha explicado que las vías secundarias aglutinaron el 77 % de los accidentes mortales en 2017, que dejaron más de 1.000 fallecidos.
"El 36 % de los accidentes se produjeron al salir de la vía. El 28 % son choques frontales, pero no en una recta, sino en una curva: ocupas el carril contrario al girar y en ese momento pasa otro vehículo. Es una velocidad inadecuada o excesiva la que está detrás de estos accidentes", ha asegurado el director de la DGT.
La medida estaba en la agenda del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y del director de la DGT, después de que ambos avanzaran su intención de abandonar la iniciativa del anterior Ejecutivo de reformar la ley de Tráfico y apostaran por reformas legales puntales como ajustar los límites de velocidad o aumentar el castigo al uso del móvil al volante.
Navarro ha dicho que una vez aprobada la modificación del reglamento, la DGT dispondrá de un plazo de 30 días para adaptar todas las señales que lo requieran en todo el país, y ha afirmado que la aplicación de la propuesta se hará de forma gradual, a medida que se aplique el cambio en las señales de tráfico.
Esta reducción en el límite de velocidad máxima afectará a alrededor de 7.000 kilómetros de carreteras en las que hasta ahora se podía circular como máximo a 100 km/h si tenían un arcén de metro y medio.
El director de la DGT ha concretado que camiones y furgonetas, que hasta ahora circulaban por carreteras convencionales a una velocidad máxima de 90km/h, ahora no podrán sobrepasar los 80km/h, mientras que en el caso de los autocares podrán circular a una velocidad máxima de 90km/h "porque tienen muy poca siniestralidad".
"Los autocares tienen muy poca siniestralidad. Es mínima, en 2017 creo que hubo tres muertos en accidentes por carretera. El autocar es el transporte más seguro para ir por carretera", ha asegurado Navarro.