El Govern suprime los tipos reducidos del AJD e ingresará 16,5 millones más

13.11.2018 | 19:02
El Govern suprime los tipos reducidos del AJD e ingresará 16,5 millones más

El gobierno catalán ha aprobado hoy la supresión de los tipos reducidos del impuesto de Actos Jurídicos Documentados aplicables a la firma de préstamos hipotecarios, una medida con la que prevé ingresar 16,5 millones más.
Una vez que ya ha entrado en vigor el real decreto ley aprobado por el Gobierno español que hace recaer este impuesto en la banca, el gobierno catalán ha aprobado hoy un decreto que elimina los tipos reducidos que existían actualmente.
De esta forma, el Govern busca "dotar de seguridad jurídica al tributo" después de las sentencias del Tribunal Supremo y del cambio normativo impulsado por el Gobierno de Pedro Sánchez, y garantiza que las escrituras que formalicen los créditos con garantía hipotecaria tributarán al tipo general del 1,5 %.
Fuentes del departamento de Economía de la Generalitat han aclarado a Efe que, una vez establecido que este impuesto recae en la banca, la consecuencia lógica era adaptar la normativa, porque el impuesto sobre las hipotecas ya no afecta al comprador de una vivienda, sino a las entidades financieras.
Hasta ahora, había diversos tipos reducidos de este impuesto, ya que a los jóvenes de hasta 32 años que firmaban una hipoteca para la compra de su vivienda habitual se les aplicaba un tipo del 0,5 %.
La formalización de préstamos hipotecarios para la adquisición de viviendas protegidas también estaba gravada con un 0,1 %, y las personas con una discapacidad acreditada igual o superior al 33 % también tenían un tipo reducido de AJD, el 0,5 %.
El decreto aprobado hoy por el Govern modifica la ley de acompañamiento de los presupuestos de 2001 para suprimir estos tipos reducidos.
En 2017, la Generalitat recaudó 203,3 millones de euros por los actos notariales por préstamos hipotecarios del impuesto de Actos Jurídicos Documentados.
Aunque los préstamos hipotecarios aportan buena parte de la recaudación por AJD, este impuesto grava documentos notariales, mercantiles, administrativos y judiciales.
En concreto, la Generalitat prevé ingresar este año 479,4 millones de euros por este impuesto, y hasta agosto ya sumaba 328,1 millones, un 15 % más que en el mismo período del año anterior.
Cataluña es una de las comunidades que aplican un gravamen más alto en AJD, un 1,5 % del importe del préstamo hipotecario, al igual que Andalucía, Aragón, Valencia, Castilla León, Galicia y Murcia.
La recaudación por AJD varía mucho en función de la actividad del mercado inmobiliario, de forma que en los años del 'boom' inmobiliario la Generalitat llegó a ingresar por esta vía 1.663 millones en 2006 y 1.502 millones al año siguiente.
A partir de 2008, no obstante, la Generalitat experimentó una caída paulatina de su recaudación por AJD e ingresó 892 millones ese año; 624 millones en 2009; 519 millones en 2010; 447 millones en 2011; 365 millones en 2012 y 301 millones en 2013.
Tras tocar fondo en 2013, en los últimos años se han recuperado poco a poco los ingresos por AJD, de forma que en 2014 se lograron 308 millones; 368 en 2015, 398 millones en 2016 y 460 millones en 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook