Esquius ofrece "lealtad institucional" para recuperar la confianza en los Mossos

17.07.2018 | 17:27
Esquius ofrece "lealtad institucional" para recuperar la confianza en los Mossos

El nuevo comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Miquel Esquius, ve imprescindible una "recíproca lealtad institucional" con Policía Nacional y Guardia Civil y aboga por la "máxima profesionalidad" para que el cuerpo, tras una "época difícil", recupere "el orgullo" y la confianza de las instituciones.
Así lo apunta Esquius en una carta, a la que ha tenido acceso Efe, que ha remitido a todos los agentes de los Mossos d'Esquadra, tras ser nombrado el pasado martes, 10 de julio, nuevo jefe de la policía autonómica en sustitución del comisario Ferran López, que comandó el cuerpo durante los ocho meses de aplicación del artículo 155 de la Constitución.
Esquius afirma en la carta que, "después de una época difícil, continúa siendo prioritario recuperar el orgullo de pertenecer a uno de los cuerpos policiales más antiguos de Europa". "Y lo tenemos que hacer desde la máxima profesionalidad, individual y colectiva, recuperando la confianza de aquellas instituciones que la hayan puesto en duda", apunta.
El nuevo comisario jefe resalta además que los Mossos tienen la "misión" de mejorar la seguridad y que para ello "es imprescindible" la colaboración, la coordinación y la "recíproca lealtad institucional" con las policías locales, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y el resto de actores sociales que intervienen en el bienestar y la cohesión social.
En este sentido, promete que no "escatimará esfuerzos" para hacer las cosas "lo mejor que sepa", si bien admite que necesitará "la implicación y la ayuda" de todas las personas que integran el cuerpo.
"Entre todos, cada uno desde su parcela de responsabilidad, trabajemos para mejorar la seguridad y el bienestar de nuestros conciudadanos", indica Esquius, que detalla que en estos momentos hay unos determinados hechos delictivos que requieren su "máxima atención y lucha", entre los que cita los robos en el interior de domicilio, las agresiones sexuales y el repunte de la accidentalidad viaria.
Como ya hizo la semana pasada en el acto en el que fue presentado por el conseller de Interior, Miquel Buch, como nuevo comisario jefe de los Mossos, Esquius resalta que se siente "heredero" de todos los jefes que le han precedido: Joan Unió, Josep Milán, Josep Lluís Trapero y Ferran López. "Gracias a todos ellos por su trabajo y por su maestría", señala.
"He aceptado el encargo por el sentido de la responsabilidad y del deber, como siempre se ha hecho dentro de los Mossos d'Esquadra cuando se ha tenido que asumir un destino o una nueva responsabilidad", expone Esquius.
El nuevo comisario jefe agradece al conseller Buch y a la cúpula de Interior la confianza que han depositado en él, para situarle al frente de los Mossos d'Esquadra tras la renuncia de López: "Espero no decepcionarles, ni a ellos ni a todos vosotros, y ser digno (del cargo)".
Esquius, que ejercía hasta ahora como comisario jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial, fue nombrado la semana pasada por Buch para relevar a Ferran López, que asumió la jefatura de los Mossos d'Esquadra después de la destitución al frente de la policía catalana, en octubre pasado, del mayor Josep Lluís Trapero, imputado por sedición por la Audiencia Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook