El Govern descarta fijar "fechas límites" en el "procés"

11.07.2018 | 04:00
Reunión semanal de los miembros del Govern, ayer.

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, indicó ayer que el ejecutivo no se pone "fechas límites" en el proceso soberanista para dar "una opción al diálogo" que se abrió el lunes entre el presidente catalán, Quim Torra, y el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez. En la rueda de prensa posterior a la reunión ordinaria del ejecutivo catalán, Artadi valoró la primera reunión entre los dos presidentes que se celebró el lunes en Moncloa, en la que Sánchez dejó claro a Torra que Catalunya no tiene derecho a la autodeterminación.

No obstante, Artadi dijo que valoran que Sánchez vea la situación como un "conflicto político" y enfatizó que el ejecutivo de Torra insiste en que "la solución tiene que ser votada".

En todo caso, la consellera y portavoz evitó poner "una fecha límite" sobre futuros pasos en el proceso soberanista, porque, saben "que no es un buen negocio", dijo.

Indicó además que, como son "incapaces" de predecir la respuesta del Gobierno en futuras reuniones o el "nivel de represión" que habrá en los próximos meses -cuando se prevén los juicios del "procés"-, desde el Govern prefieren no poner fechas límites para así dar una "opción al diálogo".

En este contexto, deseó que el Gobierno de Madrid "aproveche" la situación, para no quedar "estancados en la vía de la judicialización".

Conferencia política
Artadi insistió en que el Govern "no puede renunciar al derecho a la autodeterminación" y que seguirá esperando si el Gobierno de Pedro Sánchez "camina para encontrar una solución política" a esta demanda. En este contexto, Artadi explicó que Torra pronunciará una conferencia política en septiembre para explicar a la ciudadanía "el recorrido que ve en los próximos meses y años", sin más precisiones.

Por otro lado, Artadi descartó que un "proceso constituyente", que aún está por ver cómo se organiza entre Govern, entidades y Parlament, tenga que ser "contradictorio con estar dialogando o buscando una posible negociación con el Gobierno".

Tampoco cree que sea contradictorio con el despliegue del denominado "espacio libre de Europa", una iniciativa que impulsan los exmiembros del Govern y exdirigentes que huyeron de España.

Asimismo, el Govern espera que la reunión que mantendrá mañana el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, sea el inicio de las "reuniones bilaterales" entre consellers y ministros para abordar los "incumplimientos" en asuntos sectoriales.

Así lo lo afirmó Artadi, quien espera que en las comisiones bilaterales se puedan abordar los 45 puntos que trasladó en su día Carles Puigdemont a Mariano Rajoy. "Son incumplimientos. No sirven para cambiar el momento político, pero no podemos renunciar a reclamar sobre esta situación que discrimina a los catalanes", dijo la consellera portavoz sobre estas demandas.

Desde el Govern tienen previsto que cada conseller se reúna con el ministro con el que comparte competencias, una ronda de contactos que darán por iniciada con el encuentro entre Calvo y Aragonès, si bien Artadi puntualizó que el Govern no ha hecho todavía una agenda de cada conseller.

Agenda previa
Calvo y Aragonès se reunirán mañana en Madrid para avanzar en la normalización de las relaciones entre ambas instituciones. El encuentro se produce a petición del vicepresidente catalán que, por cuestiones de agenda previa, tenía previsto desplazarse a Madrid. Es en el marco de estas reuniones bilaterales que el Govern buscará hacer "aterrizar" en las comisiones bilaterales entre la Generalitat y el Estado las 45 demandas que en su día trasladó el expresidente catalán Puigdemont al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook