Un ciclista resulta herido grave al ser atacado por cinco perros en Miravet

13.03.2018 | 19:33

Un vecino de Pinell de Brai resultó gravemente herido el pasado sábado por el ataque de cinco perros de caza mientras circulaba en bicicleta por un camino rural del término municipal del pueblo vecino de Miravet.

El hombre, de 41 años, fue ingresado en el Hospital Comarcal de Mora de Ebro, donde ha tenido que ser operado al menos en dos ocasiones -la primera operación quirúrgica duró más de 4 horas- debido a las graves heridas que sufrió en las extremidades y en la espalda.

El dueño de los perros, por su parte, se encuentra investigado por delitos de lesiones y omisión del deber de socorro, según han confirmado los Mossos d'Esquadra.

Según se ha sabido, el propietario de los perros, que es cazador, tocó la trompeta de caza para hacer retroceder a los perros y se marchó con los animales del lugar de los hechos sin prestar auxilio ni pedir ayuda a nadie.

Tuvo que ser el mismo ciclista quien llamó a su hermano para que fuera a rescatarlo y éste llamó, a su vez, a una ambulancia, pero como desconocían la localización exacta no se podían movilizar.

La ambulancia tuvo que esperar más de una hora hasta que el hermano del herido lo encontró en medio de un charco de sangre y lo traslado hasta Miravet, donde acudió la ambulancia.

El herido había perdido tanta sangre que tuvieron que hacerle una transfusión para poder afrontar la operación quirúrgica.

Ya el mismo sábado los Mossos empezaron a investigar los hechos para tratar de identificar al propietario de los perros.

Una vez localizado, éste se presentó voluntariamente el domingo en la comisaría de Móra d'Ebre y allí alegó en su defensa que, de haberse acercado, los perros se hubieran cebado más por su propio instinto cazador -un hecho que han corroborado otros cazadores- y por eso no lo hizo.

También argumentó que se marchó del lugar de los hechos porque no creía que el ciclista hubiera sufrido heridas graves.

Fuentes de los Mossos han asegurado a EFE que el dueño de los perros, debidamente registrados en el Ayuntamiento y con chip, ya tiene un historial por hechos similares con sus perros, aunque nunca habían revestido tanta gravedad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook