La Guardia Civil localiza el cadáver de Diana Quer tras la confesión de Abuín

31.12.2017 | 13:07
Imagen del traslado del cadáver encontrado en una nave industrial en la parroquia de Asados, en Rianxo (A Coruña) y que podría ser el de Diana Quer.

La Guardia Civil ha localizado un cadáver que podría ser el de Diana Quer, la joven de 18 años desaparecida en agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), en el interior de un pozo en una nave industrial, tras la confesión de su autor, José Enrique Abuín, que ha estado presente en el registro.
Abuín confesó haber matado a Diana Quer en su declaración a los investigadores de la Guardia Civil, momento en el que reveló el paradero del cadáver, han indicado a Efe fuentes de la investigación.
Desde primera hora de hoy agentes de la Guardia Civil custodian la nave industrial en la parroquia de Asados, en Rianxo (A Coruña) de donde es originario Abuín, y a pocos kilómetros de su vivienda habitual, donde estaba previsto un registro hoy a las 8.30 horas.
Antes de entrar en la vivienda, los agentes se han dirigido a esta nave a unos cuatro kilómetros con la comitiva judicial, tras la que ha acudido un coche fúnebre y una unidad del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil.
Sobre las 10.30 horas, los GEAS han abandonado el lugar donde se encuentra la nave y unos minutos después lo ha hecho José Enrique Abuín, entre gritos de "hijo de puta", "cabrón" y "desgraciado" proferidos por una veintena de vecinos concentrados allí.
Fuentes de la Guardia Civil han explicado a EFE que los trabajos se centran en poder sacar del pozo el cadáver que correspondería a Diana Quer, a falta de los análisis forenses que lo confirmen definitivamente.
Según fuentes próximas a la investigación consultadas por Efe, el cuerpo fue localizado en las últimas horas después de que el propio sospechoso les diera indicaciones para llegar al lugar.
El detenido ha abandonado la zona en un coche sin rotular de la Guardia Civil, escoltado por otro vehículo, mientras que el coche fúnebre permanece en el lugar a la espera de los restos mortales de la madrileña Diana Quer.
En el lugar hay un cordón policial que impide el acceso de los numerosos periodistas que se han acercado para seguir la actividad de los agentes.
A medida que ha trascendido la noticia, a pesar de la intensa lluvia que está cayendo en la zona, varios vecinos se han acercado a las inmediaciones de la nave con gestos de incredulidad primero y de indignación después, y que han increpado e insultado al presunto asesino.
El alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, que también ha acudido al registro ha asegurado que los vecinos se encuentran sorprendidos desde que se supo que uno de ellos podría ser el autor de un asesinato.
En las últimas horas, la Guardia Civil dejó en libertad a la mujer del detenido, que también fue arrestada el pasado viernes tras declarar que su marido no estuvo con ella la noche en la que desapareció Diana Quer, en contra de lo que había declarado hace meses y que sirvió de coartada al autor confeso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook