Ciudadanos obtiene una victoria histórica pero no frena el independentismo

22.12.2017 | 00:41

Ciudadanos ha logrado una histórica victoria en unas elecciones catalanas al convertirse hoy en la primera fuerza no nacionalista que gana en escaños (37), lo que no evitará una mayoría absoluta independentista en que la formación de Carles Puigdemont (JxCat) ha superado a la ERC de Oriol Junqueras.

Con más del 99 % de los votos escrutados, Cs se consolida como claro ganador, con el 25,35 % de los sufragios y 37 escaños, tres más que JxCat, que se queda con 34 representantes y el 21,67 % de los votos, por delante de ERC, que obtiene 32 diputados (21,40%). Le sigue el PSC con 17 escaños (13,87%), Catalunya En Comú-Podem con 8 (7,44%), la CUP con 4 escaños (4,45%)y el PPC con 3 (4,23%).

Sólo el PSC de Pasqual Maragall llegó a superar en votos a los nacionalistas en 2003, que no en escaños, cuando la CiU de Jordi Pujol y Artur Mas quedó desbancada finamente del Govern tras ganar en diputados a los socialistas. Pero el PSC acabó gobernando al sumar con ERC e ICV-EUiA en el primer tripartito catalán

Catorce años más tarde y con una participación récord de cerca del 82%, la formación naranja que lidera Inés Arrimadas ha obtenido un resultado histórico al erigirse en primera fuerza no nacionalista que ha ganado no solo en votos sino también en escaños, y con 1,1 millones de votos, lo cual no obstante no le permitirá gobernar porque sus alianzas no pueden sumar más que los independentistas.

En el terreno de los partidos constitucionalistas destaca también el ascenso fallido del PSC, cuyo candidato, Miquel Iceta, se ha desinflado al lograr sólo un escaño más (17) que hace dos años, pese a que los sondeos le daban por encima de los 20.

En una elecciones que hay que recordar que fueron convocadas por el Gobierno del Estado en aplicación del artículo 155 de la Constitución tras la declaración unilateral de independencia, el PP Catalán de Xavier García Albiol ha recibido un correctivo ya que ha descendido de 11 a 3 diputados, la última fuerza del arco parlamentario.

Por su parte, los comunes de Ada Colau y Xavier Domènech han bajado tres escaños respecto al grupo que lideró en 2015 por Lluís Rabell y Joan Coscubiela.

En clave de la gobernabilidad de Cataluña, los independentistas lo tendrán fácil puesto que Junts per Catalunya, ERC y la CUP, suman 70 diputados, 2 menos que hace dos años pero por encima de los 68 mínimos para obtener la mayoría absoluta.

JxCat, con su líder en Bruselas huido de la justicia española y que prometió volver si podía ser president, y ERC, con su candidato en la prisión de Estremera, podrían incluso obtener la investidura, presumiblemente de Carles Puigdemont, en segunda vuelta con la abstención de la CUP.

Eso ha llevado al líder del PPC, Xavier García Albiol, ha advertir que pese a la "alegría de cinco minutos" de Cs, el independentismo ha ganado, por lo que ha expresado su preocupación por el futuro económico y social de Cataluña, después de que su partido haya cosechado el peor resultado de su historia, al obtener tres diputados, siete menos que en 2015 y los mismos que la CUP.

La candidata de Ciudadanos al 21D, Inés Arrimadas, ha afirmado que los catalanes han votado hoy en las elecciones catalanas por la "unión", la "convivencia" y la "solidaridad", por lo que a su juicio los independentistas "nunca más podrán hablar en nombre de Cataluña".

Desde Bruselas, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, abierto a una llamada de Mariano Rajoy, ha dicho que "desde mañana mismo" debe quedar en suspensión el articulo 155 de la Constitución, que cesó al Govern para restituir el orden estatutario y constitucional, y ha asegurado que hay mayoría en votos y escaños que "pide el referéndum" de independencia.

En paralelo, la principal candidata de ERC, Marta Rovira, ha afirmado que los catalanes han votado "república" y "en contra del 155" pese a que su partido, con 32 diputados (y un 21,42 % de los votos) no ha ganado estos comicios tal y como esperaba.

Precisamente, el candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta, ha instado a las fuerzas independentistas a "descartar de forma rotunda la vía unilateral e ilegal" tras unas elecciones en las que ha admitido no haber logrado el objetivo que los socialistas perseguían, a pesar de haber mejorado resultados.

El número uno de la lista de Catalunya en Comú-Podem (CatECP), Xavier Domènech, se limitado a admitir que los ocho diputados que ha obtenido su formación "no es el resultado esperado" y ha anunciado su paso a la oposición.

Por su lado, el cabeza de lista de las CUP, Carles Riera, ha celebrado la "mayoría republicana" obtenida en escaños por el bloque independentista -JxCAT, ERC y CUP-, pese a que su formación ha visto reducidos a más de la mitad sus escaños, al pasar de los diez de la anterior legislatura a sólo cuatro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook