Los Mossos retiran lazos amarillos de las conselleries

14.12.2017 | 04:20
Un lazo amarillo en el escaño en el que se sentaba el edil Joaquim Forn, exconseller de Interior.

Los Mossos d'Esquadra revisaron ayer la sede de algunas conselleries de la Generalitat y otros edificios públicos para advertir de que deben retirarse los lazos amarillos y pancartas de apoyo a los independentistas encarcelados, por orden de la Junta Electoral Central (JEC).

Según informado fuentes conocedoras de los hechos, los agentes se personaron en varias conselleries, a raíz de un requerimiento de la Junta Electoral que les emplaza a comunicar la prohibición de exhibir símbolos de apoyo a los presos durante la campaña en lugares públicos.

Los policías comunicaron a los responsables de esos edificios públicos que debían retirar los símbolos independentistas y levantaron acta para dejar constancia de si se acataron las directrices de la Junta Electoral Central.

Los agentes revisan también el interior de los edificios, para comprobar si en algún espacio de cara al público se exhibían ese tipo de símbolos prohibidos por la Junta.

Entre las conselleríes que los agentes revisaron figura la sede del departamento de Justicia, situada en la calle Pau Claris de la Generalitat.

Al inicio de la campaña por las elecciones autonómicas del 21D, la Junta Electoral Central adoptó un acuerdo en el que establecía que en períodos electorales los poderes públicos debían abstenerse de colocar símbolos considerados partidistas en sus edificios, lo que incluye, lazos o pancartas de apoyo a los independentistas presos.

Como se recordará, siguen en prisión preventiva sin fianza tanto el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, el exconseller de Interior Joaquim Forn y los líderes de las entidades soberanistas, Jordi Sànchez (ANC) y Jordi Cuixart (Òmnium Cultural).

La prohibición de la Junta Electoral impidió que el Ayuntamiento de Barcelona siguiera adelante con su propósito de iluminar de amarillo fuentes y edificios de la ciudad en período electoral, en apoyo a los exconsellers de la Generalitat y los líderes de las entidades independentistas encarcelados.

Por otro lado, el candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta, reiteró ayer que, si es presidente, pedirá el indulto para los dirigentes independentistas "si hay sentencia condenatoria", ya que consideró que en Catalunya se tienen que "cerrar heridas y resolver problemas".

Dirigentes
En declaraciones a Rac1, Iceta volvió a incidir en esta cuestión al ser preguntado sobre la situación judicial de dirigentes independentistas. Aunque dejó claro que primero se deberá esperar a que haya una sentencia, ya que "todos corremos mucho" y él respeta "la presunción de inocencia", afirmó: "Sin ningún tipo de duda, yo pediría el indulto de los encarcelados si hay sentencia condenatoria". "La democracia tiene mecanismos para suavizar, aligerar y coser heridas que tienen un origen político, aunque hayan llevado eventualmente a la comisión de algún delito", señaló. Y es que, para Iceta, "en este país debemos cerrar heridas y resolver problemas", además de que, en caso de que fuera presidente, dijo que no le gustaría "tener encima una especie de hipoteca sobre todos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook