Las 43 piezas de Sijena ya están en el monasterio de Huesca

12.12.2017 | 04:20
Concentración en los aledaños del Museu de Lleida para protestar por el traslado, durante la que se vivieron momentos de tensión.

Las obras del Monasterio de Villanueva de Sijena (Huesca) que se encontraban en el Museu de Lleida llegaron ayer a la localidad oscense entre vítores de las decenas de vecinos que aguardaban su devolución.

El camión con las piezas y el grupo de técnicos del Gobierno de Aragón que participaron en las tareas de embalaje fueron recibidos en el Monasterio de Villanueva de Sijena por la consejera de Educación, Cultura y Deporte del Ejecutivo, Mayte Pérez, y por el alcalde del municipio, Ildefonso Salillas. Ambos recibieron a la comitiva con aplausos y se abrazaron a los técnicos.

También llegó con la delegación del Gobierno aragonés el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, quien lamentó que al final hayan regresado al monasterio de Villanueva de Sijena 43 de los 44 bienes, ya que uno de ellos "no ha podido ser localizado" y el personal del Museo de Lleida no sabía tampoco su paradero.

Escuín, además, denunció que algunos de los lienzos que han regresado a Sijena se encuentran "muy afectados", hasta el punto de que se antoja "complicada" su recuperación. Con todo, según sus palabras, el Gobierno de Aragón hará lo posible para facilitar que los ciudadanos puedan acudir a un espacio público y disfrutar de los bienes de Sijena.

Antidisturbios
La salida de las piezas del Museu de Lleida no estuvo exanta de protestatas ciudadanas. Los manifestantes que se concentraron fuera del museo para intentar dificultar el traslado de las piezas vivieron momentos de tensión con los Mossos que protegían el dispositivo preparado para llevárselas, que en un momento dado llegaron a utilizar sus porras. El momento de mayor tensión se produjo cuando más de un centenar de personas intentaron acceder al perímetro vallado alrededor del Museu de Lleida, lo que fue impedido por una barrera formada por decenas de Mossos.

Hacia las nueve de la mañana llegaron otras cinco furgonetas de los antidisturbios de los Mossos, que se unieron a la decena de vehículos policiales y decenas de agentes que ya se encontraban en la zona desde la madrugada de ayer.
Los Mossos procedieron entonces a cortar parcialmente la Rambla d´Aragó, junto al Museu de Lleida, e hicieron retroceder a alguno de los manifestantes que no querían moverse del lugar, a golpe de porra. Los concentrados reaccionaron a la acción de los Mossos con gritos como "no hace falta pegar" o "España nos trata como a perros".
Técnicos del Gobierno de Aragón se encontraban en el Museu de Lleida desde las cuatro de la madrugada de ayer para supervisar el traslado de las obras de Sijena, en medio de las protestas de decenas de personas que se concentraron ante el recinto bajo la lluvia.

Junts per Catalunya (JxCat) expresó ayer su "rabia e indignación" ante lo que calificó de "expolio cultural" de los bienes de Sijena y consideró que "esta es la solución Iceta", en referencia al eslogan electoral del candidato del PSC a la Generalitat, Miquel Iceta. La número cinco de JxCat por Barcelona, Laura Borràs, y el número 70, Joan Lluís Bozzo, criticaron la ejecución de la orden judicial de retirada de las piezas. En declaraciones a los periodistas, Borràs expresó "rabia e indignación ante este expolio cultural" y remarcó que esta es "la unilateralidad del Estado español y del tripartito del 155" (PP, PSOE y Ciudadanos), habida cuenta de que la ejecución de la orden judicial la autorizó el Gobierno después de la intervención de la Generalitat.

La candidata de Cs, Inés Arrimadas, criticó ayer que la Generalitat se decantase por la "confrontación" con otras administraciones sobre los bienes de Sijena en lugar de buscar convenios de colaboración, y señaló que "como demócratas, no podemos oponernos a que se cumplan las resoluciones." En declaraciones a los medios, Arrimadas criticó que la Generalitat, con los independentistas al frente, "siempre se decante por la confrontación con el resto de administraciones públicas, en lugar de "haber intentado colaborar" con estas, también en el caso de los bienes de Sijena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook