Dieciséis grados bajo cero en Boí

04.12.2017 | 19:44
Dieciséis grados bajo cero en Boí

La ola de frío que azota Cataluña ha provocado que se hayan registrado hoy temperaturas mínimas extremas que han llegado a superar los -10ºC en hasta 7 localidades: Boí y Tosa d'Alp (-16,1ºC); Espot y Salòria (-15,9ºC) Bonaigua (-14,8ºC); Prades (-11,4ºC) y en el Aeródromo de Das (-10,4ºC).

Según ha informado hoy el departamento de Interior de la Generalitat, el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) prevé que este episodio de frío perdure hasta el miércoles día 6 de diciembre en casi la totalidad del territorio y mantiene en alerta el Plan de Protección Civil de Cataluña (PROCICAT) por la ola de frío.

Según el SMC, las comarcas más afectadas por las bajas temperaturas serán las del interior de Cataluña, en Poniente y la Cataluña Central, especialmente el Bages, la Noguera, el Solsonès, el Vallès Occidental y el Vallès Oriental.

La ola de frío afectará también a partir de esta madrugada a algunas comarcas del litoral y el prelitoral como el Montsià, la Ribera d'Ebre, el Tarragonès, las Garrigues, el Pla de l'Urgell, la Selva, el Gironès, el Alt Penedès y la Anoia.

El PROCICAT alerta de que ante esta situación extrema deben tomarse medidas como habilitar espacios con calefacción para la acogida de población que sea necesario atender; identificar las personas más vulnerables y los grupos de riesgo; asegurar la disposición de sales y fundentes y los efectivos municipales para repartirla ante la posibilidad de heladas en cualquier lugar -también en zonas no habituales y el litoral- y anular los riegos automáticos, no regar y no mojar las calles para evitar el hielo en caso de temperaturas que puedan producir heladas.

Además, el PROCICAT aconseja aumentar la precaución en caso de permanecer en el exterior de madrugada o a primera hora de la mañana, especialmente si se conduce por zonas umbrías con una presencia probable de hielo en la calzada; prevenir la posibilidad de congelación de las tuberías de agua de las zonas aisladas y evitar salir de madrugada si no es necesario, con especial atención en el caso de ancianos y niños, que deben abrigarse bien y no permanecer mucho rato estáticos en la calle.

Por su parte, Protección Civil está en especial contacto con la Cruz Roja y empresas de teleasistencia para reforzar la prevención y el seguimiento de las posibles incidencias en los colectivos más vulnerables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook