La presidenta de Observatorio contra maltrato:la cifra de muertes es intolerable

25.11.2017 | 10:37
La presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de Género, Mª Angeles Carmona, atiende a los medios de comunicación ayer en Vigo.

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ángeles Carmona, califica de "intolerable" la "cifra negra" de víctimas después de que ayer se haya conocido un nuevo caso, con el que se supera el número de asesinadas de 2016.
En declaraciones a Efe, Carmona se lamenta por esas 45 mujeres asesinadas en lo que va de año, entre ellas la mujer de nacionalidad alemana que ha sido hallada esta mañana muerta por arma de fuego en una vivienda de la localidad castellonense de Vinaròs (Castellón).
"Si se confirmara esta víctima, que aún está en investigación, el número de mujeres asesinadas subiría a 45, lo cual para nosotros supone una pésima noticia, porque cada uno de los asesinatos es un fallo del sistema; no podemos tolerar esta cifra negra de mujeres asesinadas y, sobre todo, que vaya aumentando", sostiene Carmona.
Para acabar con esta lacra, el Observatorio planteó al Congreso y al Senado una serie de medidas que las distintas comisiones encargadas del pacto de Estado han tomado en consideración.
Entre ellas, Carmona destaca algunas que protegen a los hijos víctimas de violencia de género, a los que el maltratador hace daño porque "si matan a los hijos las matan a ellas todos los días".
"Hay muchas mujeres -dice Carmona- que no denuncian porque tienen miedo a no poder proteger a sus hijos; no quieren denunciar porque dicen 'es el padre de mis hijos y si luego tienen un régimen de visitas yo no voy a poder defenderlos y prefiero llevarme los palos yo'".
Ese pensamiento -sostiene la presidenta del Observatorio- es "terrible" y de ahí la necesidad de que esos niños "estén protegidos y de que las mujeres tengan garantizada la protección de sus hijos para poder dar el paso de denunciar".
Cuando llega ese momento, lo mejor para la víctima, en su opinión, sería que se suprimiera la dispensa de la obligación de declarar que actualmente se contempla para las víctimas de violencia de género, con el fin de que estos delitos, que son perseguibles de oficio y son delitos de carácter público, no queden impunes.
Y esa propuesta del Observatorio está contemplada en las medidas del Pacto de Estado, y que -añade- "si se quita esa dispensa que no sea obligada a declarar la verdad, porque muchas mujeres vienen con mucho miedo y a veces mienten para proteger al propio maltratador".
Para no poner a la víctima en esa tesitura de declarar y además decir la verdad, según Carmona, "hay que hacer más reformas que el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que contempla esa dispensa, para evitar esa segunda victimización de la mujer".
La mayoría de las denuncias que llegan a los juzgados son de las víctimas, y por eso Carmona reclama más implicación de su entorno. Sólo 1,16 % de las denuncias son presentadas por los familiares.
"Hay poco acompañamiento a la víctima, poca implicación del entorno, se tienen que implicar todas las personas que están cerca de ella, porque cuando una mujer sufre violencia física se ve, se nota, y si es psicológica también se aprecia que lo está pasando mal; tenemos que estar ahí las instituciones y el entorno que le puede ayudar porque -asegura- tienen mucho miedo".
¿Hoy, qué se le puede decir a una mujer que sufre este tipo de violencia?. Carmona responde contundente: "Sin duda alguna, sobre todo, que pida ayuda. Comprendo que denunciar es un paso muy complicado y muchas mujeres necesitan estar fuerte psicológicamente para darlo porque tienen mucho miedo y es lógico que lo tengan".
"Si no pueden denunciar -concluye-, que lo cuenten a las personas que están a su alrededor, a su médico, a un trabajador social de un ayuntamiento. Hay muchísimos recursos y personas implicadas y hay salida al maltrato. Casi el 80 % de las mujeres que piden ayuda salen de la violencia de género y hay esperanza para ellas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook