Dos personas mueren y tres son hospitalizadas por un brote de legionella en Llinars

31.10.2017 | 18:17

Dos personas han muerto y tres están hospitalizadas a causa de un brote de legionella en Llinars del Vallès (Barcelona), según ha informado hoy el departamento de Salud de la Generalitat.

La Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) y el Ayuntamiento de Llinars investigan este brote ocurrido en los últimos días y a consecuencia del cual han fallecido dos personas de edad avanzada que ya sufrían una patología de base previa.

Los afectados son tres hombres y dos mujeres, la mayoría de edad avanzada, que comenzaron a sufrir síntomas entre los días 15 y 28 de octubre, aunque estas fuentes no han señalado cuáles de ellos son las víctimas mortales.

La investigación ambiental y la epidemiológica comenzó el mismo día en que se notificó la existencia de los enfermos y se comenzó a recoger la información clínica y epidemiológica necesaria para delimitar dónde se pudieron producir los contagios.

Las autoridades sanitarias y municipales inspeccionan las instalaciones de riesgo, como torres industriales de refrigeración de agua, y recogen muestras de agua de las mismas para su análisis.

Además, se ha ordenado limpiar y desinfectar los circuitos implicados en la investigación y de los que se han recogido muestras, los análisis de las cuales podrán orientar sobre el origen del brote.

De forma paralela, el Ayuntamiento de Llinars del Vallès ha dejado sin actividad elementos que facilitan la aspersión de agua, como fuentes ornamentales, riegos y vehículos de limpieza viaria.

El Departamento de Salud no descarta que puedan aparecer más afectados en los próximos días, ya que el periodo de incubación de la enfermedad puede ser de hasta catorce días.

ASPCAT prosigue con la investigación del brote, a la vez que ha reforzado las actividades de vigilancia epidemiológica y ambiental y ha informado a todos los centros sanitarios de la zona, mientras espera el resultado de los análisis realizados en las instalaciones que podrían estar implicadas en este brote.

Las autoridades sanitarias recuerdan que la legionella se contagia por inhalación de agua pulverizada o aerosoles y no se transmite de una persona a otra.

Los fumadores son un grupo de mayor riesgo, así como los que sufren enfermedades crónicas que afecten al sistema inmunitario y las personas de edad avanzada.

Sin embargo, se puede beber sin riesgo el agua del sistema público.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook