Fiscalía pide archivar los casos de heridos leves del 1-O que no denunciaron

21.10.2017 | 14:20
Agentes antidisturbios de la Policía Nacional forman un cordón de seguridad para impedir el referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).

La Fiscalía ha pedido al juez de Barcelona que investiga las cargas policiales del referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional, que archive los casos de los heridos leves que no precisaron tratamiento médico o quirúrgico y que no hayan presentado denuncia.
Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el ministerio público ha presentado un escrito ante el titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona en el que le pide que decrete el archivo provisional de los casos de lesiones leves, cuando no exista denuncia del afectado.
El juez, que estaba de guardia el 1-O, acordó el pasado 4 de octubre abrir una investigación para determinar si hubo "proporcionalidad" en la actuación de la Policía Nacional en 23 locales de votación de Barcelona -no solo uno como pedía la Fiscalía-, en los que resultaron heridas 130 personas.
En su escrito ante el juzgado, la Fiscalía se opone a la decisión del juez instructor de ofrecer la posibilidad de ejercer acciones a todas las personas que resultaron heridas en la intervención policial, teniendo en cuenta que el propio magistrado reconoce que la mayoría de los delitos cometidos deberían calificarse de leves, salvo en dos casos.
Según mantiene el ministerio público ante el juez, el artículo 147.4 del Código Penal dispone que los delitos leves de lesiones -antiguas faltas- solo son perseguibles mediante denuncia de la persona perjudicada o su representante legal.
Por ese motivo, considera la Fiscalía que es contrario a la legislación ofrecer "de forma generalizada" el ejercicio de acciones a los afectados por las cargas de la Policía Nacional, en cuyo parte médico no conste que precisaran tratamiento quirúrgico o médico por las heridas sufridas.
El ministerio público, en consiguiente, pide al juez que decrete el sobreseimiento provisional de la causa para los heridos leves que no hayan presentado denuncia.
En su auto, el juez instructor detallaba que había recibido 90 partes de lesiones -parte de ellos remitidos por centros sanitarios en que fueron asistidos los heridos- y denuncias de personas que aseguraron haber sido golpeadas por policías nacionales que trataban de impedir la votación del referéndum.
De esos partes médicos de lesiones, el magistrado detallaba que en 36 casos no consta ni el lugar donde habían ocurrido los hechos ni se ha podido contactar con los heridos.
Paralelamente, la Policía Nacional informó al magistrado de que 20 agentes del cuerpo habían resultado heridos durante la intervención para impedir el referéndum, sin concretar si las lesiones ocurrieron de forma accidental o intencionada.
En un primer momento, la Fiscalía solicitó al juez que investigara sólo la actuación policial en la Escola Infant Jesús de Barcelona -donde acudió a votar el expresidente catalán Artur Mas-, pero el magistrado rechazó su petición "ante la avalancha de denuncias y partes médicos" recibidos y pidió "no minimizar" la gravedad de lo sucedido.
En la causa que incoó sobre las cargas del 1-O, el juez tiene ahora abiertas 19 piezas separadas de investigación, 18 de ellas por delitos de lesiones y una por daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook