Los líderes de la UE no prevén debatir sobre Catalunya salvo que Rajoy lo pida

17.10.2017 | 18:24
Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) no debatirán en su cumbre del próximo jueves y viernes sobre la situación de la región española de Cataluña, salvo si el presidente del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, lo solicita, dijeron hoy fuentes europeas.
El Consejo Europeo no prevé incluir este punto en la agenda, pero "si Rajoy quisiera mencionar el tema", esto se reflejaría en las discusiones, explicó hoy un alto cargo europeo.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, habló hoy por teléfono con el presidente del Gobierno español para preparar la cumbre, tal como ha hecho en los últimos días con los demás líderes de los Veintiocho.
"He consultado con el presidente Mariano Rajoy sobre la Agenda de los Líderes y hemos tratado sobre la situación en Europa", escribió Tusk en un mensaje en la red social Twitter.
El ex primer ministro de Polonia instó el pasado martes al presidente del Gobierno regional de Cataluña, Carles Puigdemont, a no dar pasos que hiciesen imposible el diálogo -en referencia a una declaración de independencia unilateral- durante su comparecencia en el Parlamento catalán y subrayó la necesidad de preservar el orden constitucional español.
"Tusk está firmemente convencido de que la fuerza de los argumentos siempre es mejor que el argumento de la fuerza", recordaron las citadas fuentes europeas, que rehusaron comentar sobre si el presidente del Consejo se pronunciará sobre los últimos acontecimientos en esa comunidad autónoma española.
Durante la cumbre, Rajoy mantendrá un encuentro bilateral con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el que abordarán asuntos "europeos", indicaron este martes fuentes diplomáticas.
La reunión servirá para que ambos líderes se pongan al día, puesto que el mandatario español no asistió a la cumbre informal de Tallin del 29 de septiembre, días antes del referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña, declarado también hoy inconstitucional por el Tribunal Constitucional español.
Las fuentes diplomáticas subrayaron que la postura francesa sobre el reto independentista no ha cambiado y que París sigue pidiendo respetar el orden constitucional español.
Francia considera que el único interlocutor válido es Rajoy y su Ejecutivo, puesto que el país vecino no reconoce a dos partes, sino a un Estado que se enfrenta a una situación "difícil", en referencia a España.
Además de Francia, otros países europeos como Alemania, Portugal o Italia, entre otros, han dado su apoyo a la unidad de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook