La Comisión prodiálogo pide normalidad policial y evitar decisiones inmediatas

04.10.2017 | 19:57
Camil Ros, líder de UGT en Catalunya.

La 'Comisión independiente para la mediación, el diálogo y la conciliación' constituida hoy reclama al Gobierno y a la Generalitat descartar "ninguna decisión inmediata sobre el modelo político organizativo" y restablecer el normal funcionamiento de las fuerzas de seguridad en Cataluña.
Representantes de una decena de entidades catalanas, entre ellas universidades y organizaciones sindicales y patronales -a las que se ha sumado el FC Barcelona-, han constituido hoy en la sede del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB) esta comisión que lidera María Eugenia Gay, decana del colegio, ante la necesidad urgente de buscar una salida que ponga fin al "clima de tensión" en Cataluña.
La comisión insta a la Generalitat y al Gobierno a llevar a cabo una mediación que conduzca "al restablecimiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en Cataluña a la situación anterior a las actuaciones desplegadas como consecuencia de la convocatoria del 1-O" y al "restablecimiento ordinario de las instituciones de autogobierno en Cataluña, descartando por todas las partes ninguna decisión inmediata sobre el modelo político organizativo".
Este último punto ha variado con respecto a la versión inicial, difundida en una nota de prensa por el propio Colegio de Abogados momentos antes del inicio de la rueda de prensa, en la que se pedía excluir "cualquier solución unilateral que no tenga un amplio consenso democrático".
En el acuerdo definitivo tampoco se explicita que la comisión considera "imprescindible" que tanto Cataluña como el Gobierno "renuncien a alguno de sus postulados", una petición que sí aparecía en dicha nota de prensa.
Impulsada por el ICAB, la comisión nace de la "consternación" tras los incidentes ocurridos durante la jornada del referéndum del 1-O con el objetivo de intentar conciliar y mediar en el "conflicto catalán", y está formada por los líderes en Cataluña de CCOO, Javier Pachecho, y UGT, Camil Ros, y los presidentes de Pimec, Josep González, y la Cámara de Comercio, Miquel Valls, entre otros.
La Comisión estará integrada también por la rectora de la Universidad Autónoma de Barcelona, Margarita Arbós; el presidente de la abogacía catalana, Carles McCragh; el presidente de la Asociación para las Naciones Unidas en España, Eduard Segarra, y el decano del Colegio de Economistas de Cataluña, Joan B.Casas.
Este organismo busca "el sometimiento voluntario de las partes a un proceso de resolución que se despliegue mediante una comisión independiente de mediación, diálogo y conciliación" y aspira además a que las partes se sometan voluntariamente al proceso, asuman los acuerdos "de forma libre y voluntaria" y se comprometan con su ejecución.
Las entidades participantes consideran que impera la necesidad urgente de buscar una salida que ponga fin a la creciente tensión y por eso se han unido para facilitar estos puentes de diálogo y proponer esta mediación tanto a los partidos políticos como a la Generalitat y al Gobierno.
La comisión para el impulso del diálogo no descarta que en las próximas horas y días se unan más entidades.
Según ha explicado en la rueda de prensa María Eugenia Gay, que lidera la comisión, todos los partidos fueron informados de que se iba a producir la reunión de hoy y "mostraron su conformidad", algo que animó a los miembros de la comisión a "seguir adelante" con su propuesta.
María Eugenia Gay ha rechazado opinar sobre cuestiones como la eventual aplicación del artículo 155 de la Constitución, que limitaría la autonomía de Cataluña, o el discurso del Rey Felipe VI, por la "neutralidad" que debe imperar en una comisión conformada por instituciones "ideológicamente diversas y transversales".
La portavoz de la comisión prodiálogo ha recordado que la situación que vive Cataluña es "muy preocupante", y eso, ha dicho, es lo que ha llevado a que se hayan adherido a esta entidad instituciones que representan un amplio espectro.
En su acuerdo constitutivo, la comisión muestra su "convencimiento" de que cualquier decisión sobre el futuro de Cataluña debe pasar "por una solución pacífica y consensuada".
El FC Barcelona, "como entidad deportiva referente en Cataluña, comprometida con los valores del respeto, diálogo y convivencia", se ha adherido también a esta iniciativa para "encontrar una solución pactada a la situación política actual", según ha informado en un comunicado de prensa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook