La Policía Nacional y la G.Civil actúan para evitar la votación del 1-O en los colegios

01.10.2017 | 17:51
Agentes de la policía nacional intentan retirar a los concentrados en el instituto IES Tarragona. Las cargas policiales ante los colegios electorales y el insólito modo de votación están marcando la jornada del 1-O en Cataluña, donde las Fuerzas de Seguridad del Estado han asumido la retirada de las urnas electorales para impedir el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional.

La Policía Nacional y Guardia Civil han desplegado a sus agentes en varios colegios electorales de Barcelona para impedir el referéndum del 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC), lo que ha originado momentos de tensión y algún forcejeo con las personas concentradas ante los locales.
Los agentes antidisturbios de la Policía Nacional se han personado en al menos cuatro puntos de votación de Barcelona, donde han intentado superar el cordón establecido por personas concentradas frente a los colegios electorales para proceder a su cierre, como ha ordenado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.
En el colegio Ramon Llull de Barcelona se han presentado una cincuentena de agentes antidisturbios, que han rodeado a un centenar de personas concentradas en las puertas para intentar evitar que cierren el colegio electoral, según ha podido comprobar Efe.
Agentes antidisturbios de la Policía Nacional también se han personado en el instituto Jaume Balmes, en la calle Pau Claris de Barcelona, donde han logrado llegar hasta la puerta y crear una línea policial para impedir el acceso de personas.
En ambos casos se están produciendo escenas de tensión y algún forcejeo entre los concentrados y la Policía, que lleva material antidisturbios que no ha utilizado por el momento, como escopetas de pelotas de goma.
La Policía Nacional se ha activado después de que los Mossos d'Esquadra se personasen anteriormente en diversos colegios electorales de Cataluña para levantar acta pero sin impedir el operativo del 1-O en muchos colegios, una votación impulsada por el gobierno de la Generalitat y las entidades independentistas.
Por el momento, l

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook