Los últimos guardias civiles salen de la sede Economía tras casi 24 horas de registro

21.09.2017 | 10:32
Varios miles de ciudadanos permanecieron concentrados ante la sede de la consellería de Economía para protestar por los registros que la Guardia Civil ha realizado en los departamentos de Economía, Exteriores, Trabajo y Gobernación de la Generalitat.

Los últimos agentes de la Guardia Civil que permanecían en el Departamento de Vicepresidencia, Economía y Hacienda de la Generalitat desde las 8 horas de ayer han abandonado la sede de la conselleria pasadas las 7 horas de hoy tras permanecer en el edificio de la Rambla de Catalunya de Barcelona cerca de 24 horas.

Fuentes de esta consellería han informado a Efe que, tras la salida de los últimos agentes de la Guardia Civil, el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y el resto de cargos y empleados del Departamento se han ido incorporando a sus puestos de trabajo "con la máxima normalidad posible, aunque teniendo en cuenta que tenemos a cinco compañeros detenidos".

Una comitiva judicial que incluía unos 25 agentes de la Guardia Civil entró a las ocho de la mañana de ayer en estas dependencias para participar en un registro en relación con los preparativos del referéndum del 1-O, convocado por el Govern y suspendido por el Tribunal Constitucional.

Durante esta operación fueron detenidos Josep Maria Jové, secretario general de la Consellería de Economía y número 2 del Departamento y Josep Lluís Salvadó, secretario de Hacienda, así como otros tres altos cargos y técnicos del Departamento.

Los miembros de la comitiva judicial quedaron bloqueados en el edificio durante horas después de que miles de personas se concentraran frente a la sede de la Conselleria en protesta por la operación llevada a cabo por la Guardia Civil y ordenada por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

De madrugada, los Mossos d'Esquadra han cargado contra un grupo de manifestantes para permitir la salida de un primer grupo de guardias civiles.

Tras algunas cargas y empujones, la policía autonómica ha logrado crear un cordón de seguridad en un pequeño tramo de la acera que hay ante la sede de las dependencias de la conselleria y el lateral de la Rambla de Catalunya, donde se encontraban aparcados tres vehículos de la Guardia Civil.

Los tres coches de la Guardia Civil sufrieron numerosos desperfectos y quedaron abollados, con las ruedas pinchadas, los cristales rotos y con numerosas pegatinas, y han sido retirados de la calle a primera hora de la mañana con el uso de grúas.

Otro grupo de cinco agentes ha podido salir pasadas las tres de la madrugada y, tras recorrer un pequeño tramo de Rambla de Catalunya han subido a unos vehículos sin logotipos policiales, en los que se han marchado escoltados por los Mossos d'Esquadra.

Los vehículos y agentes de los Mossos d'Esquadra que custodiaban el exterior de la Conselleria han abandonado también el lugar tras la salida de todos los agentes de la Guardia Civil y sólo permanece en las inmediaciones del departamento un furgón y cuatro agentes.

Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Barcelona se han activado a partir de las 7 de la mañana y poco después se ha reabierto la circulación en este tramo de la Rambla de Catalunya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook