Identificados los 15 fallecidos, mientras 9 personas siguen en estado crítico

21.08.2017 | 19:18
Identificados los 15 fallecidos, mientras 9 personas siguen en estado crítico

Un canadiense de 78 años y un italiano de 35 son las dos últimas víctimas mortales que quedaban por identificar de los atentados terroristas del pasado jueves en Barcelona y Cambrils (Tarragona), mientras que 50 heridos aún permanecen hospitalizados, nueve de ellos en estado crítico.
Con la confirmación de que el conductor apuñalado del coche abandonado en Sant Just Desvern (Barcelona), Pau Pérez, de 34 años y vecino de Vilafranca del Penedès, también fue víctima del autor del atropello de La Rambla, el número total de fallecidos en los dos atentados se ha elevado a 15 (14 en Barcelona y uno en Cambrils), de los que seis son españoles.
Cinco de las víctimas españolas residían en diferentes localidades de la provincia de Barcelona -Rubí (2), Barcelona, Vilafranca del Pendès y Sant Hipòlit de Voltregà, y otra en Zaragoza.
El conseller de Justicia, Carles Mundó, ha sido el encargado de informar hoy de que han finalizado las tareas de identificación de las 15 víctimas mortales -7 hombres y 8 mujeres, entre ellas dos niños- y de que nueve de los cuerpos ya están a disposición de sus familiares y el resto a la espera de que lo autorice el juez, que dispone ya de todas las identidades.
Mundó ha explicado que 10 de las víctimas han sido identificadas por dactiloscopia (gracias a las huellas dactilares) y cinco por medio de pruebas de ADN.
De hecho, el conseller ha detallado que aunque la identificación dactiloscópica es la más rápida, aún hay muchos países que no tienen bases de datos de huellas, por lo que la mayoría de víctimas extranjeras han tenido que ser identificadas a través de su ADN.
Los 15 fallecidos en los atentados son: un niño de 7 años con doble nacionalidad australiana y británica; un hombre canadiense de 78 años; una mujer belga de 44 años; dos hombres italianos de 25 y 35 años; una mujer italiana de 70 años; un estadounidense de 42 años; dos mujeres portuguesas de 73 y de 20 años; un hombre español de 57 años; un niño español de 3 años; una mujer española de 75 años; y una mujer hispano-argentina de 40 años.
A estos trece atropellados en La Rambla se ha sumado el vecino de Vilafranca que fue apuñalado por el terrorista Younes Abouyaaqoub en su huida y que ha sido abatido hoy por los Mossos d'Esquadra en Subirats (Barcelona) y la mujer española de 67 años apuñalada en el atentado de Cambrils (Tarragona).
Por su parte, el departamento de Salud de la Generalitat ha informado de que de los más de 120 heridos hoy continúan hospitalizadas 50 personas (45 del atentado de Barcelona y 5 de Cambrils).
De los heridos en el atentado de Barcelona, nueve se encuentran en estado crítico, 10 en estado grave, 25 menos grave y 1 leve, mientras que los cinco hospitalizados de Cambrils, tres están graves y dos menos graves, una de ellas ingresada en la Mútua de Terrassa y la otra, una agente de los mossos herida, que está en la Mútua Asepeyo de Sant Cugat del Vallès (Barcelona)
Por otra parte, un total de 248 personas han sido atendidas desde el pasado jueves por el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB), ha informado hoy el Ayuntamiento de la capital catalana.
El equipo itinerante del CUESB, en el que se integra un equipo de psicólogos, sigue informando del servicio a personas que se encuentran trabajando en el entorno de las Ramblas por si necesitan atención psicológica, mientras ha continuado su tarea de acompañamiento psicológico especializado a las familias para poder afrontar las tareas de reconocimiento de las víctimas.
El CUESB está prestando ayuda de diferente tipología a los afectados, como atención psicológica especializada para normalizar los síntomas postraumáticos, alojamiento cuando se ha requerido o de otro tipo de gestiones, como contacto con los consulados, búsqueda de familiares, traslados al aeropuerto y otras ayudas.
Hoy se ha celebrado en Barcelona una reunión entre el Ayuntamiento, la Generalitat y la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior para coordinar la continuidad del dispositivo de atención a las víctimas y familiares de los atentados.
Cerca de un millar de personas se han despedido hoy en Rubí en un emotivo funeral del niño de 3 años y de su tío-abuelo muertos en el atentado del pasado jueves en La Rambla de Barcelona.
La ceremonia, que se ha llevado a cabo en la iglesia de Sant Pere de Rubí, la ha oficiado el obispo de Terrassa (Barcelona), Josep Àngel Saiz Meneses, y ha contado con la presencia de autoridades como los consellers de la Presidencia y de Justicia, Josep Turull y Carles Mundó, respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook