El pánico se apodera de Nîmes tras la primera etapa de la Vuelta

20.08.2017 | 10:27
La estación central de trenes de Nimes (sur) fue evacuada por la policía de esa ciudad, en "una operación de verificación" después de que alguien alertara de una situación "sospechosa" en ese recinto.

A penas transcurrida una hora de las declaraciones del australiano Rohan Dennis, primer líder de la Vuelta ciclista a España, el pánico se apoderó de la ciudad francesa de Nîmes por la noticia de un supuesto atentado en su estación ferroviaria.

La noticia de un supuesto tiroteo en la estación central de trenes de Nimes corrió como la pólvora. La tensión creció por el hecho de que multitud de personas comenzaron a correr por las calles próximas a la estación y, sobre todo, cuando una decena de coches policiales llegó al lugar.

Antes, la policía se presentó en la sala de prensa de la Vuelta a España e instó a los periodistas presentes a mantenerse lejos de las ventanas y a mantenerse dentro de la instalación hasta nueva orden.

Además, la organización de la carrera, mediante mensajes de teléfono, instó a todos los periodistas que ya habían dejado la sala de prensa a no salir a la calle y a permanecer dentro de sus hoteles.

Se llegó a difundir que tres hombres habían bajado de un tren procedente de París y habían iniciado un tiroteo. Uno de ellos portaba aparentemente una pistola falsa.

Una agente de policía confirmó más tarde a Efe este extremo e informó de que fue detenido un hombre con una pistola falsa.

Un testigo presencial, un español que estaba cenando en un restaurante frente a la estación, narró a Efe: "Estábamos cenando en el restaurante cuando de repente se presentó un momento de pánico. La gente salía corriendo de la estación y a los pocos minutos llegaron varios coches de la policía, Los agentes se bajaron de ellos y se apostaron con sus armas desenfundas".

"La gente arrasó con todo, con las mesas y las sillas de la terraza. Y el dueño del restaurante nos dijo que entrásemos dentro del local y que nos escondiésemos como pudiésemos", agregó.

"A los pocos minutos la zona quedó acordonada mientras la gente huía corriendo hacia el centro, donde reinaba la tranquilidad, con las terrazas llenas de personas", comentó el testigo.

Con la policía registrando con perros todas las dependencias de la estación, llego a la misma un tren con viajeros. Uno de ellos explicó a Efe que "la estación estaba tomada por la policía y con muchos viajeros nerviosos que ya debieron haber recibido algún tipo de información".

"Al bajar del tren en la estación inmediatamente vino hacia nosotros la policía y nos dijo que subiéramos inmediatamente de nuevo al tren y nos mantuviéramos tranquilos", precisó.

"Vimos que la policía registraba cada vagón y, tras una hora y cuarto, nos dieron permiso para salir de la estación", comentó.

La estación central de trenes de Nimes (sur) fue evacuada por la policía de esa ciudad, en "una operación de verificación" después de que alguien alertara de una situación "sospechosa" en ese recinto.

Una portavoz del Ministerio del Interior francés confirmó a Efe que "no ha pasado nada".

Por su parte también un portavoz de la policía municipal de Nîmes indicó a Efe que la estación se había evacuado, pero insistió en que "no ha habido tiroteo alguno", al tiempo que dijo que "esa información es falsa", aunque no dio más explicaciones sobre los motivos de la evacuación.

En esa línea, la prefectura (delegación del Gobierno) del departamento del Gard señaló en su cuenta de Twitter que no se produjo ningún tiroteo en la estación, y que simplemente se había llevado a cabo "una operación de verificación" tras un aviso sospechoso.

El diario francés 'Midi Libre' publicó en su edición digital que "uno o varios individuos podrían estar armados" en ese recinto, donde señalaba que las fuerzas del orden "han procedido a su inspección mientras que la estación se ha cerrado".

Un testigo, citado por ese diario francés, habría "alertado a la Policía después de haber visto a uno o varios hombres armados", que resultó finalmente en una falsa alarma.

En cualquier caso, la prefectura pidió al publico que evitara la zona de la estación mientras se despejaban todas las dudas.

El ministro del Interior francés, Gérard Collomb, visitó hoy en el anfiteatro romano de Nimes la salida de la etapa inicial de la Vuelta a España, carrera que por primera vez en su historia es lanzada desde el país vecino.

Collomb se reunió brevemente con el director de la Vuelta, Javier Guillén, a quien le mostró su apoyo para la protección de la Vuelta en suelo francés y luego conversó unos minutos con representantes de la Gendarmería, Policía Nacional, Bomberos y Protección Civil de Francia, Guardia Civil española y autoridades de la Policía Local.

Por su parte, la emisora "France Info" informó de que este sábado se efectuó un registro en un Tren de Alta Velocidad (TGV) y que fue detenida una persona con una pistola falsa.

Las 23.00 locales (21.00 GMT), la normalidad regresó la estación, que volvió a ser abierta al publico para su normal funcionamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook