El "nuevo" PSOE de Sánchez se dispara y ya está a solo cuatro puntos del PP

05.08.2017 | 04:20
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

El "nuevo" PSOE de Pedro Sánchez se dispara, sube cinco puntos y ya está a solo cuatro del PP, que, aunque sigue siendo la primera fuerza política, pierde tres puntos y se queda en su nivel más bajo desde las elecciones generales de junio del año pasado.

El primer sondeo electoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) desde el retorno de Sánchez a la secretaría general de su partido consolida al PSOE como la segunda fuerza con un 24,9 por ciento de los votos, 5 puntos más que en la encuesta de abril y a sólo cuatro de los "populares", que se quedan con un 28,8 por ciento.

La encuesta se realizó entre los días 1 y 10 de julio, después de las fallidas mociones de censura de Unidos Podemos contra Mariano Rajoy en el Congreso y contra Cristina Cifuentes en Madrid.

Según los datos del barómetro del CIS de julio, si hoy se celebraran elecciones, el PP ganaría los comicios con un 28,8 por ciento de los votos, aunque pierde casi tres puntos respecto a abril, cuando obtenía un 31,5, y más de cuatro desde las últimas elecciones generales, en las que obtuvo un 33,03 por ciento de los votos.

El PSOE acorta su distancia con los "populares" con un 24,9 por ciento de los sufragios, cinco puntos más que en abril. Gana votos, además, respecto a los que consiguió en los comicios del 26J del pasado año (22,66 por ciento) y supera en cuatro puntos a Unidos Podemos y sus confluencias, que, a pesar de que repuntan seis décimas, se quedarían con un 20,3 por ciento -en las generales consiguieron un 21,1 por ciento.

Los socialistas ponen el acento también en el voto directo, según el cual el PSOE adelanta ya al PP y obtendría un 19,1 por ciento -casi seis puntos más que en abril- frente al Partido Popular, que pierde punto y medio y se quedaría en el 17,1 por ciento.

En la estimación de voto de julio, Ciudadanos pierde cuatro décimas desde la última encuesta electoral del CIS y obtendría un 14,5 por ciento. Sube un punto, sin embargo, respecto a las generales del 26J.

La cuarta fuerza política hoy sería ERC, que mantiene una previsión de apoyo electoral del 2,9 por ciento; mientras que el PdeCAT continúa en descenso y pasa del 2 por ciento de abril al 1,7 en julio.

El voto al PNV se mantendría prácticamente inalterable con un 1 por ciento de los votos, seguido de EH-Bildu, que pierde tres décimas hasta un 0,8, y cierra la lista Coalición Canaria (CC) con un 0,4 por ciento, una décima más que en abril.

Dentro del grupo de Unidos Podemos y sus confluencias, la candidatura que más sube es la de la formación morada junto a IU, que crece casi un punto hasta el 12,8. En Comù Podem se mantiene con un 3,7 por ciento. Sin embargo, Compromìs pierde tres décimas hasta situarse en el 2,6 por ciento, y En Marea mantiene sus expectativas electorales en un 1,2 por ciento.

Además, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha regresado a la escena política con una valoración entre los ciudadanos superior a la del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y logra una nota de 3,73 frente a los 2,79 del jefe del Ejecutivo.

Ninguno de los grandes líderes nacionales consigue el aprobado de los ciudadanos, y la nota mayor sigue siendo la del portavoz de Compromìs, Joan Baldoví, con un 4,18, en una lista en la que Sánchez está en el cuarto puesto.
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, está en el séptimo lugar con un 3,58, y el de Podemos, Pablo Iglesias, en el décimo con un 2,95, por delante del décimo segundo lugar que ocupa Rajoy (2,79).

En el listado de preocupaciones de los españoles, el principal problema sigue siendo el paro -citado por el 70,6 por ciento-, seguido de la corrupción. No obstante, la preocupación de los ciudadanos por los casos de corrupción política ha bajado en un mes 3,8 puntos, aunque sigue siendo uno de los tres principales problemas para el 45,3 por ciento.
Tras el paro como principal inquietud y la corrupción como segunda, se aúpa a la tercera posición la política en general y le siguen los problemas de índole económica, la sanidad, los problemas sociales y la educación.

La independencia de Cataluña preocupa al 2,6 por ciento de las 2.490 personas a las que ha entrevistado el CIS para este sondeo, un 1,4 por ciento más que en junio, cuando inquietaba al 1,2 por ciento de los encuestados.
Hay otros datos relevantes en el sondeo, realizado en plena explosión del debate soberanista en Cataluña. Aumentan casi tres puntos, del 15,2 al 17,9 por ciento, los españoles que quieren un Estado organizado con un único gobierno central y sin autonomías.

Si bien, también se incrementa en ocho décimas el porcentaje de los que prefieren que las comunidades autónomas se reconozcan como Estados independientes.

En cualquier caso, la mayoría de los encuestados, un 40,6 por ciento, opina que el Estado debe continuar con una organización territorial por comunidades autónomas, como en la actualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook