Más de 164.000 catalanes esperaban ser operados en junio, 23.000 de cataratas

28.07.2017 | 16:38
Más de 164.000 catalanes esperaban ser operados en junio, 23.000 de cataratas

Un total de 164.222 catalanes esperaban, a finales de junio, para ser intervenidos quirúrgicamente en hospitales, de los que 23.102 debían ser operados de cataratas, una espera que ha aumentado con respecto a diciembre pasado en 2.292 personas (+ 11 %).
Estos datos han sido facilitados hoy por el director del CatSalut, David Elvira, quien ha informado de que durante los seis primeros meses se han realizado un total de 197.495 intervenciones, 12.523 más que en junio del año pasado, lo que supone un incremento de un 6,8 %.
Elvira ha considerado que este aumento de la actividad quirúrgica, tanto en procedimientos garantizados como en los de referencia, ha sido posible por la aplicación de un plan de choque para la mejora de las listas de espera, que se empezó a aplicar en abril, a partir de la aprobación de los presupuestos del gobierno de Junts pel Sí (JxSí).
Junto con el aumento del número de pacientes que están en lista de espera para ser operados de cataratas, también lo ha hecho en los últimos seis meses el de personas afectadas por un cáncer, 1.878, un 6,6 % más que en diciembre de 2016 (1.756).
No obstante, CatSalut afirma que el 99,8 % de pacientes en espera para intervenciones oncológicas con tiempo de garantía de 45 días están dentro de este plazo y que sólo dos lo habían superado a 30 junio pasado.
David Elvira ha considerado que el aumento de pacientes que esperan una operación de cataratas se ha debido a que se han producido más indicaciones por parte de los especialistas en este sentido, y a que se han destinado más recursos para la capacidad quirúrgica general de los hospitales catalanes, gracias al plan de choque.
En el caso de las intervenciones por cirugía cardíaca, los pacientes en lista de espera eran 285, 76 menos que en diciembre pasado (361).
De estos 285, 144 esperan entre cero y 30 días la operación, y el resto (141) entre 31 y 90 días, que es lo máximo de espera que se garantiza para este tipo de enfermos.
Por lo que se refiere a las pruebas diagnósticas, las personas que esperaban eran 122.458 en junio pasado, y lo hacían una media de 64 días, aunque en algunas especialidades la espera puede llegar a superar los 300 días, como la visita al alergólogo en el caso de los hospitales de Valls (314 días) y Verge de la Cinta (319 días).
Las consultas externas a los especialistas continúan siendo el atolladero de salud en el que se encuentran 449.317 catalanes, que esperaban a finales de junio una media de 107 días ser visitados.
Las especialidades de alergia, ginecología, oftalmología y urología acumulan más días de espera para una primera visita, que en algunos centros, supera los citados 300 días en dos hospitales de Tarragona, en el alergólogo, o los seis meses en otro de la Cataluña central, en el caso de la urología.
Según los datos facilitados hoy por Elvira, en los primeros seis meses de este año se ha disminuido ese casi medio millón de personas en 82.912, con respecto a diciembre de 2016 (532.229 personas en lista de espera), y también ha bajado la media de días de 152 (diciembre de 2016) a los actuales 107.
El director del CatSalut ha explicado que si un paciente está a punto de superar el tiempo de espera garantizado tiene la alternativa de que se le derive a otro centro hospitalario y que este ofrecimiento le llegará desde el mismo hospital donde debe ser operado.
El paciente es contactado por teléfono para ofrecerle esta alternativa y si acepta, será derivado a otro centro para ser visitado, y si no, se conforma con la demora, un procedimiento que es grabado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook