DIARI DE TERRASSA

Puigdemont rechaza ir al Congreso sin un acuerdo previo sobre el referéndum

20.05.2017 | 12:09
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d), ha comparecido acompañado del vicepresidente catalán, Oriol Junqueras (i) para valorar la invitación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para que el Govern lleve su propuesta de referéndum a las Cortes Generales

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha rechazado hoy la invitación del Gobierno para debatir en el Congreso de los Diputados su propuesta de referéndum sobre la independencia de Cataluña, al insistir en una negociación previa con el Ejecutivo y solo en caso de acuerdo someterlo a votación.
La vicepresidenta y ministra para la Administración Territorial, Soraya Sáenz de Santamaría, ha aprovechado la rueda de prensa del Consejo de Ministros para invitar a Puigdemont a debatir y dialogar su propuesta de referéndum en el Congreso, por ser el lugar "adecuado" para debatir ese tipo de asuntos.
Ante la conferencia que Puigdemont dará el próximo lunes en Madrid en una sala del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento, Sáenz de Santamaría ha considerado que esas explicaciones sobre sus planes para la independencia debe darlas en las Cortes para que haya un diálogo y debate, ya que éste es "el cauce democrático".
Según la vicepresidenta, ya hay "precedentes" de un debate de este tipo en el Congreso, en alusión al que en el 2005 llevó a la Cámara baja el entonces lehendakari Juan José Ibarretxe.
Pese a que Sáenz de Santamaría ha recordado que el Gobierno no puede negociar un referéndum soberanista porque la Constitución no lo permite, Puigdemont ha comparecido posteriormente para pedir una negociación y pacto previo antes de someter un eventual acuerdo a la aprobación del Congreso y también del Parlamento catalán.
Acompañado del vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, antes de un acto en el Palacio de Congresos de Barcelona del Pacto Nacional para el Referéndum -ha recogido medio millón de firmas a favor de un referendo acordado-, el president ha dicho que de las palabras de la vicepresidenta del Gobierno se desprende, a su juicio, que "reconoce la posibilidad de un referéndum de autodeterminación en Cataluña".
"Hay un cambio de tono y terminología", ha subrayado Puigdemont que, en una breve comparecencia sin preguntas, ha indicado que el Govern trasladará una propuesta a Rajoy para "hacer efectivo el referéndum de autodeterminación acordado".
En este sentido, ha dicho que la Generalitat está dispuesta a negociar las condiciones del referéndum con el Gobierno y en caso de acuerdo someterlo al Congreso y al Parlamento de Cataluña.
Por su parte, Junqueras ha invitado al Gobierno a retirar las querellas impuestas por la Fiscalía contra los miembros de la Mesa del Parlament investigados judicialmente por permitir un debate sobre "la misma cuestión que ha debatido hoy el Consejo de Ministros", ha dicho, en alusión al referéndum.
En Madrid, el PP ha lamentado que la alcaldesa Manuela Carmena dé "cobertura institucional" a la conferencia del presidente catalán en el Ayuntamiento, pero sobre todo la ha acusado de ser "cómplice del independentismo" y ser "la horma de su zapato".
En un acto celebrado en el patio de cristales del Ayuntamiento de Madrid y presidido por una bandera de España con el lema #NoEnCibeles, la vicesecretaria del PP Andrea Levy ha acusado a Carmena de poner "la alfombra roja a quienes nos quieren dividir" y ha lamentado que el Ayuntamiento sea un "mal ejemplo" y abra las puertas a los independentistas desoyendo a instituciones europeas.
Por su parte, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado el "habitual buenismo" de Carmena, a quien ha mandado un mensaje muy claro: "No en Cibeles, no en nuestra casa, no en casa de todos los madrileños. Aquí no".
En su discurso, ha agradecido la presencia en el acto de otros partidos, como el concejal de Ciudadanos Sergio Brabezo.
Sobre la no participación de otros partidos también se ha pronunciado el actor y dramaturgo catalán Albert Boadella, quien en una breve intervención ha asegurado que le preocupa "muchísimo" la no asistencia de representantes del PSOE y se ha preguntado por qué la izquierda está tan interesada "en romper España".
Fuentes socialistas han justificado su no asistencia al acto en el hecho de que no habían sido invitados, extremo negado por el PP.
Por su lado, la alcaldesa Manuela Carmena ha defendido la conferencia de Puigdemont en Madrid porque no significa que el Ayuntamiento apoye al presidente catalán, sino que se trata de "facilitar la libertad de expresión".
Carmena ha subrayado que Madrid es "el lugar del encuentro de España" y es "importante que los catalanes sepan que Madrid está siempre abierto para ellos y para las vías de encuentro para resolver una confrontación que nadie quiere".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook