Forcadell y Simó apelan a la legalidad internacional por un juicio "político"

07.05.2017 | 14:16
La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, durante un pleno.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la secretaria primera de la Mesa, Anna Simó, han apelado hoy a la legalidad internacional y a los principios de la separación de poderes y de la inviolabilidad parlamentaria ante lo que consideran un juicio "político" que les llevará mañana a declarar ante el TSJC.
Forcadell y Simó han comentado, en una entrevista concedida al canal 3/24 de Televisió de Catalunya, su declaración mañana ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que les investiga por prevaricación y desobediencia al Tribunal Constitucional (TC) al permitir que el Parlament votara dos resoluciones a favor del referéndum independentista.
Ambas han asegurado que afrontan la declaración con "absoluta tranquilidad", aunque "emocionadas" y algo nerviosas por las muestras de apoyo que han recibido y por la movilización de grupos y dirigentes independentistas que las acompañarán al TSJC.
La presidenta de la cámara espera la jornada "con absoluta tranquilidad", convencida de que cumplió con su "responsabilidad" y de que "este es un proceso y un juicio político".
Forcadell cree una "anomalía" que los miembros de la Mesa de un parlamento democrático deban declarar por realizar sus funciones y califica como "el juego de los disparates" que, en un primer momento, Joan Josep Nuet (CSQP) no fuera citado como investigado "por no ser independentista" y posteriormente el tribunal cambiara de criterio.
Ha recordado que la "inviolabilidad parlamentaria" es una garantía democrática reconocida internacionalmente para que los diputados puedan expresarse sin la intervención de otros poderes y ha asegurado que lo que les ocurre es algo "único" porque: "el TC quiere que nos autocensuremos y nosotros esto no lo haremos".
Forcadell está convencida de que habrá referéndum, aunque "no será fácil", y ha declinado hacer cálculos sobre cuándo porque eso corresponde "decidirlo y anunciarlo" al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
"Lo que puedo decir, y no tengo ninguna duda, es que votaremos y habrá pregunta", ha asegurado.
Anna Simó, que se confiesa "emocionada" por los apoyos recibidos, está convencida de que la movilización ciudadana "será clave" para el desarrollo final del proceso independentista.
Ha apelado también al principio de inviolabilidad parlamentaria como garantía para "blindar la división de poderes" y garantizar la independencia de los diputados ante los grupos de poder.
A la secretaria primera de la Mesa (ERC) no le "cabe en la cabeza" que les juzguen por "preservar los derechos de los diputados" y defender su derecho de "expresión y participación política".
Ante el pacto presupuestario entre el PP y el PNV, Simó asegura: "la política del 'peix al cove' -pájaro en mano- tiene mucha tradición en el Estado español pero en Cataluña ha dejado de tenerla, estamos en otra etapa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook