Los presupuestos de 2017 buscan consolidar el crecimiento y reducir el déficit

04.04.2017 | 17:33
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.

Los Presupuestos Generales para 2017, enmarcados en un contexto de crecimiento económico, buscan alcanzar dos objetivos interrelacionados: afianzar la consolidación del crecimiento económico y de la creación de empleo, a la par que se reduce déficit y deuda pública.
El Gobierno ha presentado hoy en el Congreso su proyecto de cuentas para 2017 con el firme objetivo de reducir el apalancamiento del sector público, en línea con lo que ya ha hecho el sector privado, "para ganar mayor credibilidad y reducir la prima de riesgo minorando costes de financiación".
Para ello, la política fiscal debe iniciar una nueva fase "para reducir la deuda pública y mantenerla en una senda sostenible" liberando recursos para continuar con la recuperación económica.
Según ha afirmado en la rueda de prensa el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, estos presupuestos sitúan a España en "la puerta de salida" del procedimiento de déficit excesivo abierto por la UE, que se alcanzará en 2018.
La reducción del déficit público es la variable "clave" para garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas y el crecimiento económico y de empleo, subrayan.
Para ello, el Gobierno ha fijado ese ajuste fiscal equivalente a 1,2 puntos del PIB para cumplir con el objetivo de déficit del 3,1 % tras haber logrado reducirlo al 4,3 % en 2016, "un buen punto de partida".
"La economía española mantiene un ritmo sostenido de crecimiento que paulatinamente está situando las principales variables económicas en los niveles previos a la crisis", arranca el proyecto de cuentas para este año.
Así, se esperan unos ingresos tributarios de 200.963 millones, un 7,9 % más, apoyados en ese contexto de recuperación, mientras que en los gastos se continuará con un "estricto control" con un fuerte componente social con más 55 % del gasto total para estas partidas.
En concreto, 139.647 millones irán a pensiones, lo que supone un 40 % del gasto de presupuesto consolidado.
El reto es triple, resume el Gobierno, mantener el ritmo de crecimiento y continuar con la reducción del desempleo, reforzar la sostenibilidad de las cuentas públicas preservando el gasto social y fortalecer la economía española frente a shock externos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook