El temporal se ceba en Galicia: un muerto, 8 heridos y suspende el partido del Celta

07.02.2017 | 08:39
Una señora pasea en las inmediaciones de la playa de Doniños en Ferrol.

El temporal de viento y lluvia que afecta al norte del país ha tenido hoy un gran impacto en Galicia, donde un hombre ha fallecido, ocho personas resultaron heridas por caídas de árboles y los desperfectos causados en el estadio del Celta de Vigo obligaron a suspender el partido de Liga contra el Real Madrid.
Un octogenario ha fallecido a primeras horas de esta tarde en Muras (Lugo) al resbalar y recibir un fuerte golpe en la cabeza cuando en compañía de otros vecinos participaba en la retirada de un árbol que el viento había derribado y tirado sobre una calzada.
Sólo entre las 6:00 y las 12:00 horas el centro de atención a las Emergencias del 112 de Galicia registró casi 300 incidencias y en la comunidad autónoma hay casi 50.000 clientes sin luz por los estragos que la caída de árboles, ramas y cortezas ha causado sobre la red de suministro eléctrico.
El temporal ha dañado también parte de la estructura del estadio municipal de Balaídos, lo que ha provocado la suspensión del partido de Liga entre el Celta de Vigo y el Real Madrid.
Se trata del segundo encuentro aplazado después de que el viernes se cancelara el partido que iba a enfrentar al Deportivo de La Coruña con el Betis en el estadio de Riazor.
La caída de árboles y escombros ha sido la causante de varios accidentes con heridos en las provincias de A Coruña y Pontevedra.
En Coristanco (A Coruña), tres personas resultaron anoche heridas de carácter leve tras colisionar contra un pino que se había caído sobre la calzada. El árbol también causó daños en el tendido eléctrico.
La caída de un pino sobre un coche en Mos (Pontevedra) dejó dos heridos, rompió el vallado de una casa y causó daños en la red eléctrica.
En Melide (A Coruña) se produjo otro accidente de tráfico como consecuencia de la caída de un árbol: el conductor del vehículo fue trasladado a un centro sanitario, y en O Rosal (Pontevedra) una persona tuvo que ser evacuada a un centro hospitalario después de sufrir un accidente con otro árbol.
También en la provincia de Pontevedra -la más afectada por el mal tiempo-, un hombre resultó herido en Ponteareas tras caerle escombros de un edificio.
En la comarca coruñesa de Ortegal las lluvias han provocado inundaciones, daños en viviendas e infraestructuras o cortes de luz en puntos como los municipios de Cariño y Ortigueira.
La Xunta ha informado hoy de que fue necesario reordenar el tráfico en la rotonda de Orro en Noia (A Coruña), a causa del desprendimiento de paneles contra el ruido, y de que está cortada la PO-534 en Forcarei (Pontevedra) por la caída del tendido eléctrico de alta tensión.
En Castilla y León también se han registrado centenares de avisos: el Servicio de Emergencias 112 de la comunidad ha gestionado en las últimas horas más de 500 avisos por incidentes relacionados con el viento, que ha alcanzado los 130 kilómetros por hora.
La mayor parte de incidencias han tenido que ver con obstáculos en la calzada, tanto en los cascos urbanos de los municipios como en carreteras de la región, a causa de la presencia de árboles, ramas, vallas de obra, algún contenedor de basura o señales de tráfico.
En León se ha procedido al cierre de las pasarelas que cruzan el río Bernesga a su paso por la ciudad debido a su crecida tras las últimas lluvias y, como medida preventiva debido al viento, los parques públicos continuarán cerrados.
Además se han registrado accidentes viales sin heridos causados por la caída de objetos en la calzada, cortes de suministro eléctrico y el derrumbe de una casa abandonada en la localidad de Villardefrades (Valladolid).
El viento en La Rioja, donde las rachas han llegado a alcanzar los 173,5 kilómetros por hora, ha provocado 45 incidencias, principalmente en la zona occidental de la comunidad, sin ningún registro de daños personales.
Entre ellas, caídas de árboles en las principales vías interurbanas (A-12, N-232, LR-111 y LR-113), cortes de luz y teléfono en algunas localidades riojanas como Zarratón y Aguilar del Río Alhama y caída de toldos, postes y carteles en diversas vías urbanas e interurbanas.
En Navarra se han retirado árboles y cableado caídos en distintas carreteras y se ha intervenido en Alsasua por el riesgo de caída de una parte del tejado de un colegio.
Treinta y cinco provincias se encuentran hoy en alerta por fuertes vientos de hasta 100 kilómetros por hora, costeros de fuerza 9 y lluvias que llegarán a descargar hasta 50 litros por metro cuadrado en doce horas.
El temporal seguirá mañana azotando a gran parte de la península, ya que se prevén rachas de vientos de 100 kilómetros por hora, se producirán nevadas que dejarán acumulaciones de hasta 20 centímetros en Pirineos y Picos de Europa y olas de 7 metros en el Cantábrico, a consecuencia de lo cual 43 provincias y la ciudad autónoma de Melilla estarán en alerta, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook