Puigdemont asegura a los cónsules que habrá referéndum pese a las "amenazas"

01.02.2017 | 17:06
Puigdemont asegura a los cónsules que habrá referéndum pese a las "amenazas"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha garantizado hoy al cuerpo consular que el Govern superará "las amenazas" y organizará un referéndum independentista "como muy tarde" en septiembre con "garantías jurídicas", aunque sea sin el acuerdo del Gobierno, que mantiene una "negativa unilateral".
Puigdemont, junto con el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, ha ofrecido en el Palau de la Generalitat su segunda recepción de inicio del año al cuerpo consular acreditado en Barcelona, pocos días después de que los cónsules se vieran con el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.
En su discurso ante unos 60 cónsules, Puigdemont ha reiterado la apuesta por una consulta acordada con el Gobierno central, para lo que la Generalitat mantiene el "diálogo permanente", pero ha advertido de que existe desde Moncloa una "negativa unilateral y una obstinación cerrada" que no le hace ser "optimista".
Sin embargo, ha remarcado que ni esta situación ni las "amenazas" harán replantear a la Generalitat su apuesta por el referéndum porque, ha dicho, es una "voluntad insobornable" del pueblo de Cataluña
En este sentido, ha expresado que el referéndum será "como muy tarde en septiembre" y gozará de "todas las garantías jurídicas y democráticas" para que sea "todo el pueblo de Cataluña" el que decida su futuro.
"Nos hemos propuesto convertirnos en un Estado independiente", ha afirmado el presidente catalán, que ha incidido en que Cataluña, a lo largo de la historia, ha aprobado "muchas pruebas de estrés" y que también "superará las dificultades que vengan y las amenazas".
En este sentido, ha subrayado que "no han prosperado los intentos de encerrarnos en nuestras propias fronteras", en alusión a las acciones del Gobierno contra la diplomacia catalana que dirige Raül Romeva.
En el acto también ha intervenido la decana del cuerpo consular y cónsul general del Perú, Franca Lorella, quien no ha hecho mención alguna al proceso soberanista.
Lorella ha subrayado que Cataluña es "tierra de acogida" y se ha manifestado convencida de que, mientras a los catalanes "les vaya bien", también les irá bien a los diplomáticos de otros países en Barcelona.
Por su parte, Romeva ha afirmado que el 2017 será "un año clave" y ha pedido al cuerpo consular que "ayude a explicar fuera" el proceso soberanista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook