Nuet cree que ley de referéndum "durará horas" y se abre a acto desobediencia

15.01.2017 | 14:42
El coordinador general de EUiA y secretario tercero del Parlament, Joan Josep Nuet, durante una entrevista con Efe.

El coordinador general de EUiA y secretario tercero del Parlament, Joan Josep Nuet, ha augurado que la ley del referéndum "durará horas", porque nada más iniciar su tramitación será "suspendida" por el Tribunal Constitucional (TC), por lo que se ha mostrado abierto a actos de "desobediencia civil".
En una entrevista con Efe, Nuet ha asegurado que Junts pel Sí (JxSí) y la CUP ya tienen "redactada la ley de transitoriedad jurídica", pensada para amparar que Cataluña se desconecte de España, y la "harán pública" cuando llegue el momento oportuno, en los próximos meses, "pero la tramitarán por partes".
Nuet, que es uno de los 11 diputados de Catalunya Sí Que Es Pot -confluencia de izquierdas que suma a Podem, ICV y EUiA y que apoya al Govern en la reivindicación del derecho a decidir-, ha explicado que la "primera parte" de la ley de transitoriedad jurídica que las fuerzas independentistas pretenden tramitar en el Parlament "es la parte del referéndum", a fin de celebrarlo en septiembre.
Sin embargo, "esta ley durará horas", no podrá ni tan solo ser aprobada, sino que "será suspendida por el TC una vez inicie su tramitación parlamentaria, por lo tanto no tendremos ley", ha advertido.
Entonces "puede haber desobediencia civil, quizá debe haberla, igual que la hubo durante la Transición", ha afirmado Nuet, antes de añadir: "No podremos parar de pedalear, porque eso sería decirle al Gobierno del PP que nos estaremos quietos porque ellos mandan".
Nuet ha insistido en que "si al final se avanza todo porque hay una serie de inhabilitaciones, que llevan a unas movilizaciones que hacen que el referéndum se avance, posiblemente lo que se avanzaría no sería un referéndum, sino una forma participativa de protesta".
"Lo que nos dice el Govern es que técnicamente el referéndum puede hacerse en septiembre, no en mayo. Si al final en abril o mayo hacemos un referéndum, no será un referéndum", ha puntualizado.
La celebración de este hipotético "proceso participativo" antes del verano, ha subrayado, no implicaría "renunciar" a la demanda de un referéndum con todas las garantías, aunque entonces haría falta una "estrategia más a largo plazo" que tuviese entre sus prioridades poner fin al Gobierno del PP, "no sólo para poder hacer un referéndum acordado, sino porque representa un peligro democrático".
Nuet ha apuntado que la hoja de ruta de 18 meses de legislatura hacia la independencia, que barajaban al principio JxSí y la CUP, ha "fracasado", porque alcanzar esa meta "no es tan automático".
Los 'comunes', espacio político que encarnan Podem, ICV, EUiA y la Barcelona en Comú de Ada Colau, "no estamos ni por un referéndum unilateral de independencia ni por una declaración unilateral de independencia, porque son atajos que no solucionan" el conflicto.
Viendo las encuestas que indican que el apoyo a la independencia "está bajando" y constatando la escasa atención que suscita la causa del soberanismo catalán en Europa, a su juicio, "la situación requiere un poco de pausa" y "una mirada más amplia".
Según Nuet, la naturaleza del proceso soberanista "está mutando", ya que "la idea democrática está superando de largo a la independencia".
"Cuanto más autoritaria sea la respuesta del Estado, más profundo será el papel que el 'sí' o 'no' a la democracia jugará en la consolidación del proceso, y lo cambiará", ha reflexionado.
En su opinión, "la lucha por el referéndum es muy superior a la lucha por la independencia, puede establecer unas complicidades en el Estado y en Europa que no tiene la independencia".
Nuet, que tiene que presentar la próxima semana alegaciones ante el TC por haber permitido como miembro de la Mesa del Parlament la votación de una resolución sobre el referéndum, ha acusado al alto tribunal de pretender que este órgano de la cámara catalana ejerza el papel de "juez previo".
Considera que "se está iniciando un periodo de excepción", con una "deriva autoritaria" del Estado, que quiere "castigar de forma ejemplar", con una posible "cascada de inhabilitaciones", a políticos que permiten el "debate de las ideas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook