Trillo expresa su deseo de volver al Consejo de Estado tras dejar la embajada

05.01.2017 | 20:07
Trillo expresa su deseo de volver al Consejo de Estado tras dejar la embajada

El exministro de Defensa Federico Trillo ha expresado hoy su intención es volver a ocupar su puesto como letrado en el Consejo de Estado, después de que el pasado mes de mayo comunicara al Gobierno su deseo de abandonar la Embajada de España en el Reino Unido.
El anuncio de Trillo ha causado malestar en los partidos de la oposición, que han considerado inadecuado que retorne al Consejo de Estado después de que este órgano dictaminara que el Ministerio de Defensa tuvo responsabilidad en el accidente del Yak-42 ocurrido en 2003, en el que perdieron la vida 62 militares.
En declaraciones a la Cadena Cope, el exministro de Defensa ha afirmado que en mayo del año pasado ya planteó su deseo de volver a España, tanto al entonces ministro de Exteriores en funciones, Jose Manuel García-Margallo, que le ofreció "otras posibilidades", como al actual jefe de la diplomacia, Alfonso Dastis.
Trillo ha desvelado sus planes después de que el Gobierno asegurara ayer su relevo en Londres, en el marco de una remodelación que incluye a otros 71 embajadores, pero desvinculándolo del informe del Consejo de Estado sobre el Yak 42.
"Vuelvo al Consejo de Estado que es mi carrera y de mi futuro ya decidiré yo", ha subrayado, sin dar pistas de cuándo podría incorporarse al máximo órgano asesor.
En relación con el dictamen sobre el accidente, Trillo ha señalado que no ha podido leerlo entero, pero cataloga su conclusión como "rotundamente falsa", y ha lamentado que se esté tratando de "confundir" los hechos acontecidos durante el accidente con "mala fe" y "manipulación".
En esta línea, ha afirmado que "como ha ocurrido en toda la tragedia del Yak, algunos que se han empeñado en utilizarla políticamente contra el Gobierno del que formé parte, no han dudado en filtrarla como siempre al mismo diario (El País) y al mismo periodista".
También ha expresado su descontento con que los medios de comunicación publiquen el informe ahora, ya que se aprobó el pasado mes de octubre, y les acusa de tener "fijaciones e imposiciones de quién debe vivir y morir y qué es o no políticamente correcto".
El PSOE ha considerado las explicaciones de Trillo como "una afrenta a la memoria de los fallecidos y a sus familias", según ha declarado el responsable del área Internacional y la UE de la gestora, Ricardo Cortés.
Ha exigido el cese "de manera inmediata" de Trillo como responsable en Londres, tras acusarle de llevar a cabo una "nefasta gestión" del departamento de Defensa cuando estaba bajo su responsabilidad, y por lo que "nunca debió ser recompensado" con el cargo de embajador.
Asimismo, ha pedido al exministro, "si tiene un mínimo de dignidad", que renuncie a ocupar su plaza en el Consejo de Estado, al que accedió por oposición en 1979, al opinar que la posibilidad de que asuma ese cargo "roza el esperpento".
La postura del PSOE la ha compartido Ciudadanos, que sostiene que Trillo no debería ocupar ningún puesto de índole política "después del informe demoledor del Consejo de Estado" y que "queden claras sus responsabilidades políticas".
Así se ha expresado el vicesecretario general del partido, José Manuel Villegas, que ha añadido que "otra cosa es que Trillo vuelva a su carrera en la función pública y allí tendrá su plaza, pero fuera totalmente de cargos de designación política".
El presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha asegurado que debería haberse destituido ya a Trillo "de manera fulminante", y ha calificado de "absolutamente negativa" la gestión que ha hecho el Gobierno del asunto del accidente del Yak-42.
Para la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el relevo del exministro de Londres "demuestra que la presión social puede contra la arrogancia y la injusticia", a pesar de que el Gobierno -ha añadido- "quiera maquillarlo".
El PP ha considerado un "misterio" el motivo por el que el máximo órgano asesor ha emitido el informe sobre el suceso del Yak-42, cuando el caso ya estaba resuelto y contaba con cinco resoluciones judiciales que exculpaban a Trillo "con absoluta claridad".
"No sé por qué razón sale ahora (el dictamen). Es un misterio, no lo sabemos y si tiene o no intencionalidad. Todos pensábamos, y los primeros sorprendidos somos nosotros mismos, que el tema Yak-42 ya se había sustanciado suficientemente", ha declarado el vicesecretario de organización del PP, Fernando Martínez-Maíllo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook