Puigdemont y Colau se unen para hacer campaña por un referéndum pactado

24.12.2016 | 11:37
Vista general del Auditorio del Parlament de Cataluña que acoge una cumbre para planificar los pasos a dar hacia la convocatoria de un referéndum sobre la independencia de Cataluña para 2017, a la que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha invitado a partidos y entidades favorables al derecho a decidir.

El Pacto Nacional por el Referéndum, constituido hoy en el auditorio del Parlament, con la presencia del presidente catalán, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha acordado impulsar una campaña estatal y europea para buscar adhesiones a un referéndum pactado con el Estado.
Más de 80 representantes de instituciones, partidos y entidades de la sociedad civil favorables al derecho a decidir han participado en la cumbre por el referéndum convocada por Puigdemont, que ha encabezado la mesa presidencial flanqueado por Colau y por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.
Tras casi tres horas de cumbre, Puigdemont ha destacado la "gran transversalidad y pluralidad" de este nuevo pacto, cuya voluntad es celebrar en Cataluña un referéndum "de manera acordada con el Estado español" y que promoverá un manifiesto y una campaña en el conjunto de España y de Europa.
Puigdemont, que no se ha sometido a preguntas de los periodistas, no ha aclarado si esto representa un enfriamiento de la hoja de ruta recogida en la resolución parlamentaria aprobada por Junts pel Sí (JxSí) y la CUP y suspendida por el Tribunal Constitucional (TC), que prevé un referéndum con o si aval del Estado como muy tarde en septiembre de 2017.
Hoy, en la cumbre, no se ha hablado de plazos concretos para celebrar el referéndum ni tampoco de si, en caso de que el Gobierno de Mariano Rajoy se negase por enésima vez a negociar este asunto, el Govern impulsaría la vía unilateral.
Sin embargo, fuentes cercanas a Puigdemont consultadas por Efe han subrayado que "no hay ningún cambio" y que, si como es previsible no hay posibilidad acordar un referéndum con el Estado, el Govern "mantendrá su calendario".
Al evitar exhibir su plan B unilateral, Puigdemont ha querido que hoy el foco quedase centrado en la nueva mano tendida al Estado para pactar un referéndum y no se desviase hacia una hipotética consulta sin autorización si Rajoy sigue sin abrirse a negociar.
Por si acaso, el vicepresidente del Govern y presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha dejado claro que el ejecutivo de JxSí "tiene un mandato muy claro" de avanzar hacia la independencia y que lo que hará "es cumplirlo".
Por su parte, la portavoz parlamentaria de la CUP, Anna Gabriel, ha afirmado que están "al lado" de los partidos y entidades que quieren hacer un "último intento" para pactar el referéndum con el Estado, aunque ha pedido que "no se dilate" la vía unilateral, ya que existe un "compromiso para septiembre".
También ha comparecido Colau, que ha defendido la celebración de un referéndum pactado, con garantías para ciudadanos y funcionarios y con carácter vinculante, y ha rechazado la posibilidad de "repetir un 9N" o poner fechas "a corto plazo" para su convocatoria.
En la reunión, Puigdemont ha sugerido ocho nombres para integrar una comisión ejecutiva del pacto, a la que se podrán añadir otras personas próximamente y que estará coordinada por el exdiputado del PSC Joan Ignasi Elena, con el encargo de elaborar un manifiesto.
El resto de nombres son la exalcaldesa socialista de Badalona (Barcelona) Maite Arqué, la exconcejal del PSC en Barcelona Itziar González, los exdiputados de ICV Francesc Pané y Jaume Bosch, la exconsellera de CDC Carme-Laura Gil, la exdiputada de ERC Carme Porta y el director de la revista ONGC Francesc de Dalmases.
A la cumbre han asistido varios consellers -Neus Munté, Raül Romeva, Meritxell Borràs y Carles Mundó-, los presidentes de las cuatro diputaciones catalanas -Mercè Conesa, Josep Poblet, Joan Reñé y Pere Vila-, representantes de organizaciones empresariales como Pimec, Cecot o el Cercle Català de Negocis, así como los líderes sindicales en Cataluña, Joan Carles Gallego (CCOO) y Camil Ros (UGT), y los cabezas visibles de las entidades soberanistas: Jordi Sánchez (ANC), Jordi Cuixart (Òmnium) y Neus Lloveras (AMI).
Han acudido caras visibles de las fuerzas independentistas: Marta Pascal, Jordi Turull, Francesc Homs, Josep Lluis Cleries y Ramon Tremosa (PDeCAT), Marta Rovira, Joan Tardà, Santiago Vidal, Josep Maria Terricabras y Ernest Maragall (ERC), Quim Arrufat, Anna Gabriel y Mireia Boya (CUP) y Antoni Castellà, (Demòcrates).
Del espacio de los 'comunes', además de Colau y su primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, han participado Lluís Rabell y Joan Coscubiela (Catalunya Sí Que Es Pot), Albano Dante Fachin (Podem), Marta Ribas (ICV) y Joan Josep Nuet (EUiA).
También han estado presentes los expresidentes del Parlament Joan Rigol -que ha hecho balance del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir-, Núria de Gispert y Ernest Benach, y el expresidente de la Generalitat Artur Mas, que hoy ha sabido que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña lo juzgará a él y a las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau del 6 al 10 de febrero por desobedecer al Tribunal Constitucional al organizar la consulta del 9N de 2014.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook