Los accidentes leves multiplican los atascos al inicio del éxodo navideño

24.12.2016 | 11:37
Estado que presenta la N-III, en sentido salida de la capital, durante la operación especial de Tráfico que ha arrancado a las tres de la tarde.

La operación especial de Tráfico diseñada para controlar los 16,7 millones de viajes navideños ha arrancado con múltiples retenciones en las salidas de las principales ciudades, en las que el éxodo habitual se ha complicado por sucesivos accidentes.
Desde el comienzo de la operación a las tres de la tarde hasta las 20.00 horas, una persona había perdido la vida en un siniestro ocurrido en Sant Joan, en Baleares, donde un hombre de 76 años ha fallecido tras perder el control del vehículo que conducía, que ha salido de la calzada, ha volcado y ha ardido.
Pero se han sucedido siniestros leves que han complicado las salidas de las carreteras. El último de ellos en la A-4, en Ciempozuelos, que provocaba a las ocho de la tarde cuatro kilómetros de atasco en la salida de Madrid.
En esa misma carretera, cerca de ese punto, en concreto en Aranjuez, se ha producido otro accidente por la tarde que ha causado diez kilómetros de retención en sentido salida.
De hecho, desde el comienzo de la operación a las tres de la tarde se sucedieron problemas en la salida de la capital, donde más de una docena de accidentes y averías leves causaron retenciones.
La Dirección General de Tráfico ha pedido a los conductores que extremen la precaución y guarden la distancia de seguridad para evitar ese tipo de siniestros.
A media tarde, los atascos afectaban, además de a la A-4, a la A-5 en Móstoles, en Navalcarnero y en Quismondo (Toledo), a la A-3 cerca de Rivas-Vaciamadrid; la A-6 entre Las Rozas y Las Matas Majadahonda, además de varios problemas en las carreteras de circunvalación M-40 y M-50.
Las retenciones más acusadas, de nivel rojo, se localizaron en Barcelona en la B-10 y B-20, aunque también las hubo en la B-30 en Badia de Vallés, en la C-58 en Sant Quirze del Vallés y en la A-2 y la C-60 en Cornellá de Llobregat.
Las congestiones en las inmediaciones de Valencia afectaron sobre todo a la A-3 en la entrada a la ciudad, a la V-30 en Quart de Poblet y Paterna y a la N-220 en Manises.
En Extremadura se registraron problemas en la A-5 en Mérida; en Málaga los hubo en Fuengirola en la A-7 por culpa de un accidente, igual que en Camas, en Sevilla, por otro siniestro en la A-49.
Desde las tres de esta tarde y hasta el 8 de enero, Tráfico prevé 16,7 millones de viajes, en los que incrementará los controles de velocidad y drogas.
La operación se pone en marcha con un dato no muy alentador, el de que a esta fecha de 2016 ya se han superado las cifras de siniestralidad de todo el año pasado, rompiéndose así la curva descendente que se ha prolongado durante más una década, menos pronunciada, eso sí, en los últimos ejercicios.
De hecho, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, se ha mostrado hoy dispuesto a revisar el permiso por puntos, en vigor desde hace diez años.
Muchos conductores se ponen al volante a partir de hoy para pasar con la familia la Nochebuena y la Navidad, en lo que será la primera fase de un dispositivo que la DGT ha montado para los 17 días que durará el periodo navideño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook